This site uses cookies to store information on your computer. Learn more x

Soluciones que aportan beneficios a la salud

   

Los alimentos de alta densidad nutricional poseen elevada cantidad de nutrientes en relación a su valor energético, o sea, promueven una mayor ingestión de vitaminas, minerales, fibras, ácidos grasos poliinsaturados y otros nutrientes esenciales con menos calorías. Por eso los profesionales de la salud recomiendan la prioridad del consumo de estos alimentos diariamente.

Por otro lado, en la buscando desarrollar productos con perfiles nutricionales más sanos, las industrias de alimentos y bebidas muchas veces dirigen todos sus esfuerzos sólo a la reducción de ingredientes sensibles en la discusión de salud pública, como sodio, grasas saturadas o trans y azúcares. Aunque estas acciones sean necesarias, es importante destacar que la adición de nutrientes esenciales aporta aún más para lograr un portafolio de productos atractivos para los consumidores, autoridades del gobierno y profesionales de la salud.

La calidad de la nutrición juega un papel fundamental en el contexto de las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) y el hambre oculta, puede actuar tanto como un factor de riesgo determinante para su aparición como un elemento fundamental para su prevención y control. Así, los alimentos enriquecidos con vitaminas y minerales, por ejemplo, son herramientas estratégicas para quebrar el ciclo intergeneracional de obesidad y desnutrición, pues entregan más nutrientes en menos calorías.

Capacitar a los fabricantes de alimentos y bebidas para que produzcan portafolios aún más sanos por medio de la fortificación y de la reducción del valor energético (disminuir grasas y azúcares) es un gran paso en dirección a la buena nutrición. Este abordaje puede ser una de las clave para solucionar el doble problema actual de la sobre y subnutrición.

Referencias:

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs355/en/

World Health Organization. Who global status report on noncommunicable diseases 2010; Geneva, Switzerland, 2010.

TROESCH B.; BIESALKI H. K.; BOS R.; BUSKENS E.; CALDERP. C.; SARIS W. H.; SPIELDENNER J.; VERKADE H. J.; WEBER P.; EGGDORFER M. Increased intake of foods with high nutrition density can help to break the intergeneration cycle of malnutrition and obesity. Nutrients. v 7. n 7. P 6016-37. 2015.