This site uses cookies to store information on your computer. Learn more x

DSM in Animal Nutrition & Health

Nutrición, seguridad, sostenibilidad: los carotenoides se ocupan de todo en la pigmentación del huevo

Los huevos son un alimento básico en muchas culturas diferentes y países de todo el mundo. Por año, se consumen en todo el mundo billones de huevos y la producción mundial ha tenido un crecimiento constante durante más de una década, de tan solo 50 millones de toneladas por año en 2001 a más de 65 millones en 2011.
Nutrition, safety, sustainability_egg color

Los consumidores asocian los beneficios nutricionales directamente con el color de la yema de huevo. Las preferencias regionales varían, pero todos los consumidores coinciden en que quieren que sus yemas estén uniformemente pigmentadas. Los carotenoides como Carophyll® ayudan a satisfacer esta demanda del consumidor al producir un color brillante y uniforme en las yemas de huevo. La cantaxantina y el apoéster de Carophyll® son carotenoides idénticos a los naturales, ya que su estructura química y sus propiedades funcionales no se diferencian de aquellas presentes en los pigmentos carotenoicos que se encuentran en las plantas.

Beneficios nutricionales

Los huevos son un sistema de suministro nutricional ideal que contiene proteínas, lípidos, vitaminas y minerales. La presencia de los carotenoides en la yema de huevo protege algunos de los nutrientes presentes en la yema y proporciona beneficios para la salud del consumidor. Los carotenoides son antioxidantes que ayudan a desintoxicar los radicales libres, los compuestos activos de oxígeno que atacan las células del cuerpo. Para que la industria del huevo produzca yemas de color uniforme, la ingestión y deposición de los carotenoides en la yema deben estar estrictamente controladas.

Los estudios demuestran que la cantaxantina se deposita en la yema con mayor efectividad que sus equivalentes de extractos químicos naturales.

La alta concentración de cantaxantina en las yemas de huevo se asocia con el aumento de la resistencia al estrés oxidativo3. Se ha comprobado a través de experimentos que suplementar la dieta de un reproductor con Carophyll® rojo incrementa considerablemente el estado antioxidativo de la yema de huevo y de los polluelos recién empollados. Como resultado, el índice de nacimiento de los huevos de pollo se incrementa en grandes medidas1,2,3.

Seguridad de los carotenoides

Los carotenoides están clasificados como aditivos alimentarios por la Unión Europea para garantizar la seguridad de los alimentos. La primera vez que se calificó a los carotenoides como aditivos alimentarios fue en la década de 1970. En 2003, la Comisión Europea (CE) y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) comenzaron un proceso para revaluar los aditivos alimentarios. La EFSA ya ha publicado varias declaraciones al respecto4.

A comienzos de 2014, se confirmó la seguridad para los consumidores y la eficacia de la cantaxantina para la avicultura. Además, los minoristas líderes en el mercado han comenzado a prestar especial atención a esta cuestión. En 2010, por ejemplo, la cadena de supermercados más grande de Francia, que cuenta con el 25 % de las ventas minoristas de huevos del país, decidió autorizar el uso de carotenoides idénticos a los naturales en sus huevos. En 2012, la cadena de supermercados líder de Bélgica, que dispone de un 23 % de la participación en el mercado, imitó a sus pares franceses.

Dinamarca y Noruega también sirven de ejemplo de esta revolución. En 2012, teniendo en cuenta la seguridad, la sostenibilidad y la eficiencia de los carotenoides idénticos a los naturales, la totalidad de la industria del huevo en estos dos países decidió revocar una prohibición sobre estos carotenoides que tenía más de 20 años de antigüedad.

La sostenibilidad de un buen color

Para DSM, sostenibilidad significa preocuparse por la gente, el planeta y la solvencia económica para nuestros clientes, asociados y empleados. Uno de los mayores desafíos que tenemos en la actualidad es asegurar la prosperidad sin destruir las fundaciones naturales que sostienen la vida. Al fabricar vitaminas y carotenoides idénticos a los que se encuentran en la naturaleza, DSM ayuda a proteger los recursos del planeta.

DSM comenzó la producción de ß-caroteno en 1954 y se convirtió en la primera empresa en sintetizar carotenoides a escala comercial. Hoy en día, DSM produce carotenoides para el uso en la nutrición y la salud animal y humana.  DSM cuenta con instalaciones para la producción de carotenoides para alimentación sujetas a normas estrictas y que gozan de los más altos estándares de calidad, seguridad y trazabilidad.

En contradicción con la creencia popular, los carotenoides extraídos no son más sostenibles que los carotenoides sintéticos idénticos a los naturales. En la actualidad disponemos de información sobre el impacto ambiental de los carotenoides sintéticos en comparación con el costo ambiental de producir el mismo nivel de color en 100 000 huevos. El uso de carotenoides amarillos de origen sintético reduce el consumo de energía en un 66 %, las emisiones de CO2 en un 91 % y los equivalentes a SO2 en un 98 %, sin explotar tierras. De la misma forma, el uso de carotenoides rojos de origen sintético reduce el consumo de energía en un 80 %, las emisiones de CO2 en un 77 % y los equivalentes a SO2 en un 96 %. Estos informes5 apoyan el uso de carotenoides sintéticos como una solución nutricional sostenible para perfeccionar el color de la yema de huevo en línea con las preferencias del consumidor.


Referencias

1 Rosa et al, 2012. Poultry Science 91 :660–666

2 Surai P., 2012. Parte 1. World's Poultry Science Journal, 68:465-476. Parte 2. World's Poultry Science Journal, 68:717-726

3 Zhang et al, 2011. Poultry Science 90 :1516–1522

4 http://www.efsa.europa.eu/en/efsajournal/pub/3527.htm

5 Saling P. et al 2006. Journal of Sustainable Agriculture vol 29(1)