This site uses cookies to store information on your computer. Learn more x

DSM en América Latina

DSM y Evonik anuncian joint venture en nutrición animal

08 mar 2017 19:09 CET

Las compañías invertirán US$ 200 millones en la construcción en Estados Unidos de una fábrica para extraer omega-3 de algas marinas y producir ingredientes para industria de alimentación animal, en especial a de pescados. Nueva empresa se chamará Veramaris

Royal DSM y Evonik han anunciado hoy la intención de establecer una joint venture para produciromega-3 a partir de algas marinas, dedicada a la industria de nutrición animal. O innovador proceso permitirá, por primera vez, producir el ácido graso dirigido exclusivamente a la alimentación animal sin utilizar aceite de pescado, actualmente producido a partir de la pesca marina y siendo considerado un recurso finito.

La fuente de omega-3 alternativa de DSM y Evonik es la primera en ofrecere una única solución el EPA y el DHA, que se destinarán inicialmente a la acuacultura del Salmón y a la industria Pet. Las dos compañías construirán juntas una fábrica en escala comercial en Estados Unidos.

DSM Produtos Nutricionais y Evonik Nutrition&Care tendrán una participación igualitaria del 50% en la nueva compañía que se constituirá y serán copropietarias de la unidad de producción que será construida en un área de Evonik en Estados Unidos, con expectativa de entrar en operación en el año 2019. La joint venture prevé la inversión de US$ 200 millones en la fábrica (US$ 100 millones de cada parte durante los próximos dos años).

La capacidad de producción anual corresponderá al 15% de la actual demanda de la industria de acuacultura de Salmón por DHA y EPA. El nombre de la nueva empresa será Veramaris, tendrá domicilio en Holanda y será instituida luego de las usuales aprobaciones de los organismos reguladores.

El aceite de algas altamente concentrado de Evonik y DSM es una fuente de alto valor y pureza, que le permitirá a la industria de nutrición animal acompañarla creciente demanda por esos dos tipos de ácidos grasos esenciales, sin poner en riesgo el stock de peces, y contribuyendo a una nutrición animal saludable, así como al equilibrio ecológico y la biodiversidad de los océanos.

Desarrollo conjunto entre DSM y Evonik

La joint venture sigue el acuerdo de desarrollo conjunto, firmado en julio de 2015. Por el acuerdo, Evonik y DSM trabajaron conjuntamente en el desarrollo de productos y en el proceso de fabricación y explotaron oportunidades de comercialización. Ambas compañías obtuvieron resultados positivos en el desarrollo del producto, trabajando extensivamente con toda la cadena de valor, incluyendo productores de pescado, piscicultores y comerciantes minoristas.

Las empresas produjeron con éxito cantidades significativas de aceite de algas en la fábrica de DSM en Kingstree, Carolina del Sur (Estados Unidos). Los clientes tendrán la posibilidad de recibir cantidades considerables del producto para el desarrollo del mercado mientras esté en curso la construcción da nueva fábrica.

El desarrollo exitoso de productos y procesos sólo fue posible gracias a las competencias complementarias que Evonik y DSM aportaron al proyecto: DSM tiene experiencia en el cultivo de organismos marinos, incluyendo algas y capacidades biotecnológicas establecidas desde hace mucho tiempo en el desarrollo y en las operaciones. A su vez,  Evonik tiene foco en el desarrollo de procesos de biotecnología industrial y alta competitividad en la producción a larga escala de aminoácidos fermentativos.

Avance en la innovación para acuacultura, pet food y otros

El aceite de algas de DSM y Evonik representa, por primera vez, que a creación de salmón sin la utilización de recursos a base de pescado es algo realista. Al sustituir el aceite de pescado por la nueva alternativa de EPA y DHA, la relación pescado por pescado puede reducirse significativamente. La nueva alternativa permitirá que el sector de la acuicultura siga creciendo de manera sostenible.

La producción mundial de aceite de pescado es de aproximadamente 1 millón de toneladas al año. La mayor parte del aceite de pescado se utiliza en la acuacultura, principalmente para especies de peces ricos en grasa, como el salmón.

Las reservas limitadas de peces salvajes restringen la cantidad de aceite de pescado disponible, y por consiguiente el crecimiento de esa industria. Actualmente, la acuacultura utiliza cerca de un 75% de la producción anual de aceite de pescado. El aceite de algas de Evonik y DSM ofrecerá una alternativa no pesquera sostenible.

Al igual que con los seres humanos, los animales también necesitan ingerir diariamente ácidos grasos esenciales poli-insaturados de cadena larga en su dieta para asegurar un crecimiento saludable. Hasta ahora, esos ácidos grasos fueron adicionados a la alimentación en la acuacultura y alimentos para animales casi exclusivamente a partir de fuentes marinas, como aceite de pescado y harina de pescado.

Como el nuevo aceite de algas puede aplicarse en la producción de alimentos de la misma manera que el aceite de pescado, también puede ser fácilmente introducido por los productores de alimentos para animales y mascotas.

DSM y Evonik también están buscando aplicaciones de su aceite de algas para otras especies de animales acuáticos y terrestres.

Ácidos grasos mega-3 EPA y DHA

Los ácidos grasos omega-3 son una familia de grasas poli-insaturadas, incluyendo ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosa-hexaenoico (DHA). Debido a que no es producido naturalmente por el humano, elomega-3 debe obtenerse a partir de la dieta o a través de suplementación.

Un grande y creciente número de evidencias muestra que niveles suficientes de Omega-3 EPA y DHA soportan la salud del cerebro, los ojos y el corazón en varias especies, incluyendo los seres humanos.

Las investigaciones sugieren que el Omega-3 EPA y el DHA pueden reducir los niveles de triglicéridos (lípidos) en la sangre y pueden tener efectos positivos sobre la función arterial. Comer frutos del mar dos veces a la semana es recomendado por varias autoridades sanitarias.

En un estudio que evalúa los riesgos y beneficios de la ingesta de pescado, publicado en el Journal of American Medical Association (JAMA), los investigadores descubrieron que entre una y dos raciones de pescado a la semana, especialmente pescado rico en omega-3 EPA y DHA, redujo el riesgo de enfermedad coronaria y muerte en el 36% y de mortalidad total en el 17%.