¿Maximizará la Comisión Europea los niveles de acrilamida en los alimentos?

En una reunión de septiembre de la Comisión Europea (sección Nuevos Alimentos y Seguridad Toxicológica de la Cadena Alimenticia), se han iniciado debates sobre el establecimiento de los niveles máximos de acrilamida necesarios para garantizar un alto nivel de protección de la salud humana. Estos son complementarios a las medidas existentes sobre mitigación de la acrilamida (Reglamento (UE) 2158/2017 de la Comisión). Como primer paso, se considerarán los niveles máximos de acrilamida en alimentos procesados a base de cereales para lactantes y niños pequeños, así como alimentos para bebés. 

Con esta nueva iniciativa de la Comisión Europea, los niveles de acrilamida en los alimentos vuelven a ser el centro de atención. Aunque se consideran pasos legislativos para maximizar los niveles de acrilamida en alimentos infantiles, también es muy importante escuchar la voz del consumidor en este debate, ya que es una parte interesada muy importante en este diálogo.

Los consumidores son sorprendentemente conscientes de la acrilamida y sus posibles efectos

Preguntamos a los consumidores cuán preocupados están por la acrilamida en sus alimentos y cuáles creen que son los siguientes pasos que deben tomarse. Los consumidores son sorprendentemente conscientes de la acrilamida y sus posibles efectos, pero esto cambia rápidamente. De los 2000 consumidores encuestados, apenas el 22 % había oído hablar de la acrilamida. Sin embargo, los consumidores alemanes son mucho más conscientes del tema: el 54 % de los consumidores alemanes habían oído hablar de la acrilamida y sus posibles efectos.

Quienes entienden el tema se sienten preocupados

De los consumidores que entienden el tema, el 70 % se sentían preocupados por sus posibles efectos. Y más de la mitad (58 %) expresó preocupación por la salud de sus hijos, ya que se cree que los niños son más propensos a sus efectos dañinos que los adultos, debido a su bajo peso corporal en comparación. 

Los consumidores esperan que la industria alimentaria resuelva el problema de la acrilamida

Casi la mitad de los encuestados (47 %) cree que los productores de alimentos tienen la mayor responsabilidad de reducir la acrilamida en los alimentos.

Según nuestra investigación de consumo, parece muy válido que la UE esté debatiendo el posible efecto de los niveles de acrilamida para el público más joven. Los padres parecen estar bastante preocupados por los efectos de esta sustancia en la salud de sus hijos. Aunque hay muchas soluciones para reducir la acrilamida en los alimentos, DSM ha desarrollado soluciones enzimáticas eficaces que funcionan muy bien en un amplio espectro de productos de panadería, lo que incluye las aplicaciones de nutrición infantil. 

PreventAse®: la respuesta a los retos de la acrilamida

PreventAse® y PreventAse® XR son dos asparaginasas que evitan la formación de acrilamida en alimentos para cubrir el más amplio espectro de aplicaciones. ¿Quiere saber cómo? Póngase en contacto con nuestro equipo técnico para hablar sobre su desafío de acrilamida aquí.

¿Qué es la acrilamida?

La acrilamida es una sustancia que se forma cuando los alimentos que contienen azúcares reductores (como papas, galletas y pan) se procesan a altas temperaturas. Se dice que es un posible riesgo para la salud. Más información>

Solución DSM

PreventASe® de DSM ayuda a reducir los niveles de acrilamida en los alimentos hasta en un 95 % sin afectar el sabor, la apariencia o la textura.

 

Publicado

17 January 2020