Conservación del yogur durante el transporte y prolongación del tiempo de caducidad en los puntos de venta

En DSM, hemos desarrollado una gama de conservantes alimenticios naturales contra bacterias, moho y levaduras. Estos ayudan a los fabricantes de quesos, yogures, productos horneados y bebidas de todo el mundo a mantener sus productos frescos por más tiempo, evitando así el deterioro y reduciendo el desperdicio de alimentos, todo sin ningún efecto negativo sobre el sabor, el color o el olor.

Esta es una historia de cómo ayudamos a un productor de lácteos a conservar sus yogures de alta calidad durante el transporte de larga distancia a sus puntos de venta minoristas y, además, a prolongar el tiempo de caducidad del producto.

Un desafiante conjunto de requisitos específicos

La empresa tenía la intención de enviar su producto, yogur natural mezclado y cuajado desde la planta de fabricación de Europa continental hasta Escandinavia. La distancia de distribución requeriría que los productos tuvieran un tiempo de caducidad prolongado de al menos 50 días.

El objetivo inicial era garantizar una calidad constante del yogur durante el transporte de cadena fría. ¡Algo que es más fácil de decir que hacer! El transporte implicaba condiciones de estrés para el yogur debido a las fluctuaciones de temperatura a medida que el camión se dirigía hacia el norte, y movimientos en tránsito de las cajas de yogur llenas.

Además, la empresa quería utilizar conservantes naturales para mantener una etiqueta limpia y un excelente sabor constante, sin sabores desagradables. Y sobre todo, requerían que las soluciones bioconservadoras utilizadas no modificaran el proceso de producción.

Conservación del yogur durante el transporte y prolongación del tiempo de caducidad en los puntos de venta

La primera solución bioprotectora implementada por el productor de lácteos falló; antes de que el producto llegara al final de su tiempo de caducidad, los consumidores se quejaban de la contaminación por moho de los yogures. Otras soluciones aún conducían a problemas de contaminación, especialmente durante los últimos diez días del tiempo de caducidad en establecimientos minoristas.

DSM recibe la llamada

Finalmente, el fabricante se puso en contacto con DSM y explicó el problema a nuestros expertos en aplicaciones. Recomendaron usar una combinación de nuestro cultivo protector Delvo®Guard 201, que es metabólicamente activo de forma específica contra levadura y mohos en productos lácteos fermentados, y nuestro cultivo de yogur Delvo®Fresh FVV122.

Nuestro primer paso fue realizar una prueba comparativa sobre el sabor y el desempeño. Una vez que el fabricante estuvo satisfecho con los resultados, se establecieron y realizaron ensayos a pequeña escala, incluso en condiciones más exigentes que en la vida real. Por ejemplo, el tiempo de caducidad se acortó artificialmente dejando el producto a temperatura ambiente. De nuevo, los resultados iniciales fueron muy prometedores.

El siguiente paso fue un ensayo a escala industrial, seguido de una implementación completa.

Los primeros lotes de yogur que incorporaban Delvo®Guard 201 y Delvo®Fresh FVV122 llegaron a Escandinavia y a las estanterías de los supermercados. Entonces era cuestión de esperar la opinión de los consumidores…

¡Satisfacción total!

No se recibieron quejas de clientes sobre el primer lote. Se envió el segundo y el tercer lote. Tampoco hubo quejas. Hasta la fecha, no ha habido ninguna queja de clientes en relación a la aparición de moho en los yogures de esta empresa.

Esta historia demuestra claramente el rendimiento del cultivo protector Delvo®Guard de DSM en combinación con nuestro cultivo de yogur Delvo®Fresh. El equilibrio de estos dos cultivos de etiqueta limpia prolonga de forma natural el tiempo de caducidad sin un gran impacto en el perfil del sabor y la textura del yogur.

Tardamos aproximadamente tres meses en proporcionar al fabricante de productos lácteos la solución que buscaba. Hoy están entregando sus productos de yogur natural mezclado y cuajado a supermercados escandinavos, con total tranquilidad de que permanecerán en perfecto estado durante su largo y prolongado tiempo de caducidad. Además, el fabricante y los puntos de venta se benefician de reducciones en el desperdicio de alimentos y de la ausencia de etiquetado adicional.

¿Cómo podemos ayudarle?

¿Tiene un reto similar en cuanto al tiempo de caducidad de sus quesos, yogures, productos horneados o bebidas? Comuníquese conmigo y con gusto le ayudaré a encontrar la mejor solución de conservación natural para sus necesidades específicas.

Solución DSM - Delvo®Fresh

Nuestros cultivos lácteos Delvo®Fresh ofrecen flexibilidad para crear indulgentes yogures y postres bajos en grasas y azúcares, con productos lácteos de sabor auténtico y aplicaciones fermentadas más cremosas y sabrosas con la misma cantidad de leche.

Solución DSM - Delvo®Guard

Nuestra gama Delvo®Guard consta de dos cultivos con cepas únicas que protegen los productos lácteos frescos con más eficacia gracias a sus efectos sinérgicos contra la levadura y el moho. Delvo®Guard puede añadir valiosos días o hasta semanas al tiempo de caducidad de los productos lácteos.

Publicado

01 April 2020