Contaminación del aire: ¿el camino a la enfermedad de Alzheimer?

Nueva ciencia 06/14/2018

3min lectura

By:  Manfred Eggersdorfer, Professor for Healthy Ageing, University Medical Center Groningen

Resumen

  • Un nuevo estudio ha evaluado las relaciones entre la proximidad a una calle principal y diagnósticos de demencia, enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple. 
  • La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad progresiva, neurodegenerativa y la causa principal de la demencia, la cual no tiene cura en la actualidad. 
  • Las investigaciones hallaron evidencia sobre la función que pueden tener ciertos nutrientes, incluidas las vitaminas E, C y D, en disminuir las incidencias nuevas de enfermedad de Alzheimer. 

Un estudio longitudinal recientemente publicado evaluó las relaciones entre la proximidad a una calle principal y diagnósticos de demencia, enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple.1 Se recopilaron datos de residentes de Ontario, Canadá, entre 2001 y 2012. Los resultados indicaron que las personas que viven cerca de calles con tráfico pesado tienen un 12 % más de probabilidad de recibir un diagnóstico de demencia durante su vida. La contaminación del aire se produce por una mezcla de gases y partículas, incluido material particulado (PM, del inglés particulate matter). Inhalar aire contaminado, especialmente aire que contiene PM fino, de 2,5 micrómetros de diámetro o menos (PM 2,5), puede producir gran variedad de problemas de salud. Este estudio respalda una amplia gama de investigaciones, que también observaron los efectos negativos de la contaminación del aire sobre la salud cerebral.2,3  

Comprender la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad progresiva, neurodegenerativa y la causa principal de la demencia, la cual no tiene una cura en la actualidad.4 Si bien existen diversos factores de riesgo no modificables, como los factores genéticos, la edad y el sexo, este estudio resalta el riesgo mayor que presentan los factores de estilo de vida modificables. 5,6 Dado que más del 80 % de la población mundial vive en regiones con niveles de contaminación del aire superiores a las directrices de la Organización Mundial de la Salud sobre la calidad del aire, la contaminación del aire es un problema mundial prevalente.  

Combatir la enfermedad de Alzheimer con nutrientes 

Las investigaciones hallaron evidencia convincente sobre la función que pueden tener ciertos nutrientes, incluidas las vitaminas E, C y D, junto con otros factores importantes, en disminuir las incidencias nuevas de enfermedad de Alzheimer.7 Aumentar la ingesta de micronutrientes esenciales es un método sencillo, pero efectivo, de mejorar el desempeño cognitivo y reducir los factores de riesgo relacionados con la enfermedad de Alzheimer, como el estrés oxidativo. Si bien la contaminación del aire es un problema más extenso, que afecta a la mayoría de la población, la industria de suplementos alimenticios puede ayudar a combatir algunos efectos negativos sobre la salud pública.

 

Regístrese para recibir nuestro boletín informativo

Manténgase actualizado con las últimas noticias de ciencia, eventos y tendencias del mercado.

Enfermedad de Alzheimer: la causa principal de la demencia

Para obtener más información sobre cómo las intervenciones nutricionales pueden ayudar a contrarrestar los efectos negativos de la contaminación del aire, descargue nuestro informe técnico: Air pollution and cardiovascular health: new evidence on nutritional solutions (La contaminación del aire y la salud cardiovascular: nueva evidencia sobre soluciones nutricionales).

Etiquetas : NUEVA CIENCIAEMPODERE SU MENTEPRODUCTOS ESENCIALES PARA UN ENVEJECIMIENTO SALUDABLEARTÍCULOSUPLEMENTOS ALIMENTICIOSINVESTIGACIÓN Y DESARROLLOVITAMINAS
referencias

[1] H. Chen et al ‘Living near major roads and the incidence of dementia, Parkinson's disease, and multiple sclerosis: a population-based cohort study’, The Lancet, 2007 http://thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(16)32399-6/fulltext, (accessed 30 May 2017)

[2] J. Chen and J Schwartz ‘Neurobehavioral effects of ambient air pollution on cognitive performance in US adults’ Neurotoxicology, 2009 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19150462 (accessed 12 June 2017)

[3] L. Calderón-Garcidueñas et al ‘Air pollution, cognitive deficits and brain abnormalities: a pilot study with children and dogs.’ Brain and Cognition, 2008 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18550243 (accessed 12 June 2017)

[4] Alzheimer’s Research UK, ‘Alzheimer’s disease’  2016  http://www.alzheimersresearchuk.org/about-dementia/types-of-dementia/alzheimers-disease/symptoms/ (Accessed 30 May 2017) 

[5] Alzheimer’s Association ‘2017 Alzheimer’s Disease Facts and Figures’  https://www.alz.org/documents_custom/2017-facts-and-figures.pdf (Accessed 30 May 2017)

[6] J. Vina and A. Lloret, ‘Why women have more Alzheimer's disease than men: gender and mitochondrial toxicity of amyloid-beta peptide.’ Journal of Alzheimer’s Disease, 2010 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20442496 (Accessed 30 May 2017)

[7] W. Xu et al, ‘Meta-analysis of modifiable risk factors for Alzheimer's disease’ Journal of Neurology, Neurosurgery & Psychiatry, 2015 http://jnnp.bmj.com/content/86/12/1299 (Accessed 30 May 2017)

 Conozca cómo DSM puede ayudar a su negocio.  Seleccione las opciones a continuación para conectar sus necesidades con la solución adecuada.