La suplementación de omega 3 en el embarazo reduce el riesgo de asma en los niños

Nueva ciencia 04/12/2018

2min lectura

By:  Talking Nutrition Editors

Suplementación con ácidos omega 3 durante el embarazo

Resumen

  • Uno de cada cinco niños padece asma y trastornos de sibilancias en los países occidentalizados.  
  • Una nueva investigación sugiere que la salud pulmonar de los niños, a nivel mundial, podría mejorar con un aumento en la ingesta de suplementos de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga n-3, durante el tercer trimestre de embarazo. 

La baja ingesta de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (LCPUFA, del inglés long-chain polyunsaturated fatty acids) n-3 podría contribuir al aumento en la incidencia de sibilancias y asma. La incidencia de trastornos de sibilancias se ha duplicado en las últimas décadas en los países occidentalizados. Actualmente, 1 de cada 5 niños padece de este trastorno1. Estos cambios se han producido al mismo tiempo que un incremento en la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados n-6, por el consumo de aceites vegetales, y una disminución en la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados n-32, en especial, de los ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (LCPUFA), ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA), derivados principalmente de pescados de agua fría. En estudios epidemiológicos se ha observado que una dieta deficiente en n-3 durante el embarazo aumenta el riesgo de asma y trastornos de sibilancias en los hijos3.

Un informe reciente4 de un ensayo clínico a doble ciego, controlado con placebo, halló que la suplementación con LCPUFA n-3 en el tercer trimestre de embarazo redujo el riesgo absoluto de sibilancias y asma, así como de infecciones en las vías respiratorias inferiores en los hijos. En este estudio, realizado en Dinamarca, 736 mujeres embarazadas, en la semana 24 de embarazo, fueron asignadas aleatoriamente para recibir 2,4 g por día de LCPUFA n-3 (55 % de EPA y 37 % de DHA) o placebo hasta 1 semana después del parto. Este nivel de ingesta de LCPUFA fue 10 veces más que la ingesta diaria normal en Dinamarca, y 20 veces más que la ingesta en otros países, como EE. UU. y Canadá. El seguimiento de los niños continuó hasta que tuvieron entre 5 y 7 años de edad. Las madres completaron tarjetas diarias con el objetivo de monitorear los síntomas pulmonares: tos, sibilancias, infecciones de las vías respiratorias inferiores y problemas para respirar.  Después del tercer año, las sibilancias persistentes se denominaron asma.

Los investigadores daneses hallaron que la suplementación con LCPUFA n-3 en el último trimestre del embarazo produjo una reducción significativa del 31 % en el riesgo de sibilancias persistentes o asma en los niños. En el caso de los niños de madres que tenían niveles bajos (tercil inferior) de EPA y DHA en sangre, el efecto de la suplementación fue mayor y produjo una reducción significativa del 54 % del riesgo de sibilancias persistentes o asma en sus hijos. Estos cambios positivos en el riesgo de sibilancias persistentes o asma debido a la suplementación de ácidos grasos en el tercer trimestre se mantuvo igual en niños hasta los 7 años de edad.  

Los hallazgos de este estudio son interesantes, ya que sugieren que la salud pulmonar de una gran cantidad de niños a nivel mundial podría mejorarse si sus madres aumentaran su ingesta de LCPUFA n-3 durante el tercer trimestre del embarazo. 

Regístrese para recibir nuestro boletín informativo

Manténgase actualizado con las últimas noticias de ciencia, eventos y tendencias del mercado.

Etiquetas : EMBARAZOPRODUCTOS ESENCIALES PARA MUJERESPRODUCTOS ESENCIALES PARA LOS PRIMEROS AÑOS DE VIDANUEVA CIENCIAPRIMEROS AÑOS DE VIDAARTÍCULOLÍPIDOS NUTRICIONALESINVESTIGACIÓN Y DESARROLLO
referencias

1. Mallol J. et al. 2010. International prevalence of recurrent wheezing during the first year of life: variability, treatment patterns and use of health resources. Thorax 65:1004-1009.

2. Blasbalg TL. 2011. Changes in consumption of omega-3 and omega-6 fatty acids in the United States during the 20th century. American Journal of Clinical Nutrition 93:950-962.

3. Blümer N, Renz H. Consumption of omega3-fatty acids during perinatal life: role in immuno-modulation and allergy prevention. J Perinat Med 2007; 35: Suppl 1:S12-8.

4. Bisgaard H. et al. 2016.  Fish oil-derived fatty acids in pregnancy and wheeze and asthma in offspring. New England Journal of Medicine  375:2530-38.

 Conozca cómo DSM puede ayudar a su negocio.  Seleccione las opciones a continuación para conectar sus necesidades con la solución adecuada.