Los suplementos de omega 3 pueden ayudar a reducir el efecto del tabaquismo en el parto prematuro

Nueva ciencia 04/13/2018

5min lectura

By:  Talking Nutrition Editors

Los suplementos de omega 3 pueden reducir el riesgo de parto prematuro.

Resumen

  • A pesar de los riesgos bien conocidos, un porcentaje de mujeres sigue fumando durante el embarazo. 
  • En un nuevo estudio se ha descubierto que los suplementos de omega 3 pueden ayudar a contrarrestar los efectos negativos del tabaquismo, incluido el parto prematuro espontáneo y el bajo peso al nacer. 

Fumar durante el embarazo es un factor de riesgo bien conocido asociado con desenlaces de embarazo adversos, como mayor riesgo de parto prematuro espontáneo.1 A pesar de estos y otros riesgos, el 8 % de las mujeres embarazadas en los Estados Unidos sigue fumando durante el embarazo.2 Fumar puede provocar la peroxidación de los ácidos grasos insaturados y aumentar el estrés oxidativo. Además, las mujeres que fuman tienen niveles séricos más bajos de ácidos grasos omega 3.3 En un estudio reciente4 se descubrió que los suplementos de omega 3 durante el embarazo en mujeres fumadoras tienen un efecto protector contra el parto prematuro espontáneo recurrente y el bajo peso al nacer. 

Investigadores de la University of Alabama de Birmingham inscribieron a mujeres embarazadas entre las semanas 16 y 20 de gestación que habían experimentado previamente un parto prematuro espontáneo (20 a 36 semanas). A todas las mujeres se les administró caproato de alfa-hidroxiprogesterona semanalmente para la prevención del parto prematuro espontáneo recurrente. Las pacientes fueron aleatorizadas para recibir un suplemento de ácido graso omega 3 de 2000 mg/día, que contenía 1200 mg de ácido eicosapentaenoico (EPA) y 800 mg de ácido docosahexaenoico (DHA), o para recibir cápsulas de placebo.  Recibieron este suplemento hasta la semana 36 de gestación o hasta el parto. Para este análisis, las mujeres se dividieron entre fumadoras y no fumadoras. Hubo 852 pacientes a las que se les determinó la condición de fumadoras. 

En este estudio se halló que el 16 % de las participantes informaron que fumaban durante el embarazo. Cabe destacar que, en las fumadoras, los suplementos de omega 3 redujeron un 44 % el parto prematuro espontáneo (30 % frente a 53 %); sin embargo, no hubo ningún efecto en las no fumadoras (34 % en el grupo de omega 3 frente a 32 % en el grupo de placebo). Las fumadoras que recibieron el suplemento de ácido graso omega 3 tuvieron una reducción del 43 % en los partos de bebés con bajo peso al nacer (28 % frente a 50 %); pero tampoco hubo cambios significativos en los partos de bebés con bajo peso al nacer entre las no fumadoras (21 % en el grupo de suplementos de omega 3 frente a 23 % en el grupo de placebo).  Por lo tanto, entre esta población de mujeres, que tenían un parto prematuro previo, los suplementos de omega 3 de 2000 mg/día desde el inicio del embarazo hasta la semana 36 de gestación tuvieron un efecto significativo en la reducción de la recurrencia de partos prematuros en las fumadoras, pero no en las no fumadoras. Además, los suplementos en las fumadoras (pero no en las no fumadoras) también redujeron el riesgo de partos de bebés con bajo peso al nacer. 

Es importante tener en cuenta que este estudio fue un análisis de datos secundarios del ensayo más grande realizado en EE. UU. sobre los suplementos de ácidos grasos omega 3 en la prevención de partos prematuros recurrentes. En el informe original5 de ese estudio, los autores concluyeron que los suplementos de ácidos grasos omega 3 no reducían el riesgo de partos prematuros recurrentes (riesgo relativo = 0,91). Sin embargo, no se realizó ningún análisis para separar los efectos de los suplementos en las fumadoras frente a las no fumadoras. Además, la población del estudio recibió un tratamiento simultáneo con un medicamento (caproato de alfa-hidroxiprogesterona) para reducir el riesgo de parto prematuro.  En una revisión sistemática reciente y un metaanálisis se halló una reducción del 58 % en los partos prematuros tras administrar suplementos de omega 3 a madres primerizas que no recibían ningún otro tratamiento para prevenir el parto prematuro.6 Los autores del análisis actual4 propusieron que la mejora en los desenlaces de embarazo en las fumadoras podría deberse a los efectos antioxidantes de los ácidos grasos omega 3, que pueden haber sido beneficiosos para combatir el estrés oxidativo asociado con las toxinas del cigarrillo. Esta idea coincidiría con los hallazgos anteriores de otros investigadores que informaron que los suplementos de vitamina C y vitamina E habían reducido el riesgo de parto prematuro entre las madres que fumaron durante el embarazo.

Regístrese para recibir nuestro boletín informativo

Manténgase actualizado con las últimas noticias de ciencia, eventos y tendencias del mercado.

Etiquetas : NUEVA CIENCIAPRIMEROS AÑOS DE VIDAARTÍCULOLÍPIDOS NUTRICIONALESINVESTIGACIÓN Y DESARROLLOPRODUCTOS ESENCIALES PARA LOS PRIMEROS AÑOS DE VIDA
referencias

[1] Simpson WJ. A preliminary report on cigarette smoking and the incidence of prematurity. American Journal of Obstetrics and Gynecology 1957: 73; 807-15.

[2] Curtin SC, Matthews TJ. Smoking prevalence and cessation before and during pregnancy: data from the birth certificate, 2014. National Vital Statistics Report 2016: 65; 1-14.

[3] Simon JA, Fong J, Bemert JT, Browner WS. Relation of smoking and alcohol consumption to serum fatty acids. American Journal of Epidemiology 1996: 144: 325-34.

[4] Kuper SG, Abramovici AR, Jack VC, Harper LM, Biggio JR, Tita AT. The effect of omega-3 supplementation on pregnancy outcomes by smoking status. American Journal of Obstetrics and Gynecology 2017; 217: 476 e1-6. 

[5] Harper M, Thorn E, Klebanoff MA, et al. Omega-3 fatty acid supplementation to prevent recurrent preterm birth: a randomized controlled trial. Obstetrics and Gynecology 2010; 115: 234-42.

6 Kar S, Wong M, Rogozinska E, Thangaratinam S. Effects of omega-3 fatty acids in prevention of early preterm delivery: a systematic review and meta-analysis of randomized studies. European Journal of Obstetrics & Gynecology and Reproductive Biology. 2016; 198:40–6.

7Abramovici A, Gandley RE, Clifton RG et al. Prenatal vitamin C and E supplementation in smokers is associated with reduced placental abruption and preterm birth: a secondary analysis. BJOG 2015; 122:1740-7.

 Conozca cómo DSM puede ayudar a su negocio.  Seleccione las opciones a continuación para conectar sus necesidades con la solución adecuada.