Aditivos para silaje | Inoculantes para ensilaje

Un aditivo para silaje efectivo ayuda a impulsar la fermentación en la dirección correcta y a evitar que microorganismos no deseados consuman proteínas y recursos energéticos valiosos del forraje ensilado.  

Especies seleccionadas

NUESTRA AMBICIÓN

Mejora de la calidad del silaje para un mayor retorno sobre la inversión

El silaje permite al productor agrícola almacenar forraje, con lo cual obtiene un alimento rentable cuando lo necesita. Desde el ensilado hasta el suministro del alimento, el desafío es evitar la pérdida de materia seca, energía y proteínas valiosas. 

Un aditivo para silaje efectivo ayuda a impulsar la fermentación en la dirección correcta y a evitar que microorganismos no deseados consuman proteínas y recursos energéticos valiosos del forraje ensilado.  

Ni siquiera la mejor selección de aditivo para silaje puede reemplazar los fundamentos básicos de un correcto ensilado.

Tipos de inoculantes para ensilaje

Existe una amplia variedad de inoculantes para silaje disponibles en el mercado. Estos inoculantes pueden agruparse, a grandes rasgos, en tres categorías diferentes.

  • Bacterias 
  • Conservantes o ácidos orgánicos 
  • Enzimas

Bacterias

La mayoría de los inoculantes son bacterias ácido lácticas (BAL). Algunos productos solo contienen cepas homofermentativas o heterofermentativas, mientras que otros son una combinación de ambos tipos de BAL. 

Las bacterias homofermentativas, como Lactobacillus plantarum, Pediococcus, Enterococcus y Lactococcus mejoran la producción de ácido láctico, lo cual permite reducir más rápido el valor del pH y mejorar la fermentación, lo que reduce la pérdida de materia seca, la descomposición de proteínas y el desarrollo de microorganismos no deseados. 

Las bacterias heterofermentativas, como Lactobacillus brevis, L. kefiri y L. buchneri convierten los azúcares del forraje en ácido láctico y acético. La producción de ácido acético mejorará la estabilidad aeróbica del silaje al prevenir la proliferación de levaduras y mohos indeseados, lo que mantendrá el silaje sano y con un alto valor nutritivo.

Con el silaje de gramíneas, el desafío principal es la acidificación, en cuyo caso debe aplicarse una cantidad adecuada de bacterias ácido lácticas (BAL) homofermentativas. La combinación de bacterias ácido lácticas homofermentativas y heterofermentativas garantiza una fermentación óptima y también una estabilidad aeróbica mejorada.  

Aplicación de las bacterias del inoculante

Los inoculantes para silaje generalmente se aplican a medida que el forraje se recoge o apila, utilizando un aplicador específico. Si bien el forraje ya cuenta con una variedad de bacterias presentes de manera natural que incluyen especies ácido lácticas, la comunidad microbiana presente posiblemente no promueva una fermentación óptima e incluso puede contener altos niveles de bacterias perjudiciales.

El objetivo del inoculante es aportar una cantidad suficiente de cepas seleccionadas con efectos conocidos en la fermentación, a fin de garantizar que la fermentación se produzca rápidamente y en la dirección correcta. 

Una tasa de 100.000 (1 x 105) unidades formadoras de colonias (UFC) por gramo de forraje fresco proporcionará microorganismos suficientes para controlar la fermentación. Si el inoculante del silaje contiene un nivel inferior a este o ni siquiera especifica un recuento de UFC, es posible que no haya suficientes bacterias que influyan efectivamente en la fermentación del silaje de manera positiva. 

Tenga en cuenta que no todas las bacterias de inoculante son iguales. Incluso dentro de la misma especie, existe una amplia variación en el efecto que la bacteria producirá en la fermentación. Los productos y la evidencia publicada sobre la eficacia deben especificar la cantidad real de cepas para brindar tranquilidad a los clientes. 

La calidad del empaquetado y las condiciones de almacenamiento también son importantes. Estas deberían evitar la exposición al oxígeno, la humedad y el calor que podrían reducir la viabilidad de las bacterias. Siga las instrucciones del fabricante sobre el almacenamiento y uso, y asegúrese de que la aplicación sea pareja e integral en todo el forraje.

Conservantes

El uso de ácidos orgánicos, tales como el ácido propiónico y fórmico, tiene como fin reducir el pH del silaje para volverlo menos favorable para el desarrollo de bacterias no deseadas, como los Clostridios. Otros ácidos orgánicos y sus sales, incluido el sorbato de potasio y el benzoato de sodio, apuntan al desarrollo de levaduras y mohos, tanto en la fermentación como durante el suministro del alimento.

Debe haber una cantidad suficiente de aditivo, a fin de proporcionar una concentración en el forraje a granel que sea adecuada para actuar eficazmente sobre el desarrollo de estos organismos no deseados. La tasa generalmente es de 5 a 10 kg de ingrediente activo por tonelada de forraje para conservar el silaje, o alrededor de 1 a 2,5 kg/tonelada para limitar la cantidad de levaduras en el suministro de alimento. Compare estos valores con el contenido real en un producto que se adjudique un efecto conservante. 

Con una tasa de inclusión más baja (menos de 5 kg/tonelada de ingrediente activo), los ácidos orgánicos no proporcionan una conservación total. Para garantizar la fermentación adecuada, se recomienda utilizar inoculantes para silaje. Tenga en cuenta que los ácidos orgánicos y los inoculantes para silaje no pueden mezclarse.  

Enzimas

El objetivo de la adición de enzimas al silaje generalmente es facilitar la descomposición de las paredes celulares de las plantas (p. ej., el uso de celulosas y hemicelulosas). El beneficio principal de esto parece ser el aumento de la cantidad de azúcares disponibles para que las bacterias BAL conviertan el ácido láctico y así lograr una acidificación más rápida.

Si bien existe cierta evidencia de resultados favorables de este enfoque en la calidad del silaje y la producción animal, es menos confiable que el enfoque del inoculante para silaje general. En algunos casos, se afirma que la digestibilidad del forraje para el ganado es más alta, pero la evidencia de esto no es clara. También existen algunas enzimas que apuntan a una mayor disponibilidad de almidones para bacterias o ganado, pero las investigaciones al respecto recién están comenzando. 

Bibliografía

Kung, L., 1998. A review on silage additives and enzymes. Proc. 59th Minneapolis Nut. Conf. (pp. 121-135). 
Kung, L., 2001. Silage fermentation and additives. Sci. and Tech. in the Feed Ind., 17, pp. 145-159. 
Muck et al., 2018. Silage review: Recent advances and future uses of silage additives. J. Dairy Sci. 101(5): 3980-4000. 

Referencias

Acosta-Aragon, Y., Jatkauskas, J. y Vrotniakiene, V., 2012. The effect of a silage inoculant on silage quality, aerobic stability and milk production. Iranian Journal of Applied Animal Science, 2(4), pp. 337-342. 

Aragón, Y.A., 2012. The use of probiotic strains as silage inoculants. En Probiotics in Animals. IntechOpen. 

Aragón, Y.A., Stadlhofer, J., Schoendorfer, K., Pasteiner, S., Schatzmayr, G., Klimitsch, F.,  

Kreici, G. y Boeck, G., 2010. The use of a silage inoculant in silages of grains of Pisum sativum. Biotechnology in Animal Husbandry 26 (edición especial), pp. 451-456. 

Aragón, Y.A., Stadlhofer, J., Schoendorfer, K., Pasteiner, S., Schatzmayr, G., Klimitsch, F., Kreici, G. y Boeck, G., 2010. The use of a silage inoculant in silages of grains of field bean (Vicia faba). Biotechnology in Animal Husbandry 26 (edición especial), pp. 451-456. 

Kesselring, J., Boeck, G., Schoendorfer, K., Hoeger, T. y Schatzmayr, G. Silage fermentation quality in grass silages inoculated with Lactobacillus kefiri alone and a formulation containing L. kefiri. En 15. BOKU-Symposium Tierernährung 129-132. 

Jatkauskas, J. y Vrotniakienė, V., 2011. Effect of lactic acid bacteria inoculant on fermentation quality and aerobic stability of legume-grass silage. Gyvulininkystė: Mokslo Darbai (Animal Husbandry: Scientific Articles), (57), pp. 28-39. 

Jatkauskas, J., Vrotniakiene, V. y Aragón, Y.A., 2010. Fermentation quality and nutritive value of grass-legume silage treated with inoculant BioStabil Plus. 14th Intl. Symp. Forage Cons. 45-47. 

Rodríguez AA, Acosta Y, Rivera V, Randel PF. Effect of a microbial inoculant on fermentation characteristics, aerobic stability, intake, and digestibility of corn silage by rams. Rev Colomb Cienc Pecu 2016; 29:108-118. 

Rodriguez AA, Acosta-Aragon Y, Valencia E. Biomin Biostabil Mays enhanced the fermentation and the aerobic stability of corn silage under tropical laboratory conditions. J Anim Sci 2009; 87, suplemento electrónico. 424. 

Schöndorfer, K., Aragón, A.Y., Klimitsch, A. y Schatzmayr, G., 2010. Effect of Biostabil Mays on aerobic stability of corn silages. En Conference Proceedings, 14th International Symposium Forage Conservation, Brno, República Checa, del 17 al 19 de marzo de 2010 (pp. 152-153). 

Vrotniakiene, V., Jatkauskas, J., Schnyder, H., Isselstein, J., Taube, F. y Auerswald, K., 2010. Fermentation quality and dry matter losses of grass-legume silage treated with lactic acid bacteria mixture. En: Grassland in a changing world, pp. 575-577. 

Zwielehner, J., Jatkauskas, J. y Vrotnikiene, V. Silage fermentation quality in whole plant maize inoculated with a novel formulation of a biological inoculant with the recently EU-authorized Lactobacillus kefiri. En 13. BOKU-Symposium Tierernährung, pp. 259-263. 

Soluciones de ensilaje

  • Biomin® CleanGrain Plus

    Biomin® CleanGrain Plus es una mezcla única de ácidos orgánicos y sales diseñada para proteger contra el deterioro de los granos y subproductos causados por mohos, levaduras y bacterias.

  • Biomin® BioStabil

    Biomin® BioStabil es una formulación de bacterias productoras de de ácido láctico estratégicamente seleccionadas para la óptima conservación de heno, silaje y forraje. Biomin® BioStabil conserva la energía en su silaje.

Publicaciones relacionadas

Compartir

Compartir