Pregunte al experto: Cómo las interacciones entre la vitamina D3 y los medicamentos pueden afectar la salud del paciente

Por: DSM Pharma Solutions Editors

  • Cada vez hay más pruebas científicas que sugieren que las interacciones entre la vitamina D3 y los fármacos pueden afectar a determinados grupos de pacientes y aumentar su riesgo de padecer un bajo nivel de vitamina D, en particular los que toman medicamentos como las estatinas y los corticosteroides.
  • En nuestra entrevista de preguntas a los expertos, exploramos la importancia de las interacciones entre los medicamentos y los nutrientes en los pacientes, específicamente en los individuos con hiperlipidemia y asma, y lo que esto significa para la innovación en los mercados de Rx (con receta)  y OTC (venta libre).
  • Siga leyendo para averiguar cómo esto está creando nuevas oportunidades para incluir los suplementos de vitamina D3 en el tratamiento estándar, para mejorar el estado de la vitamina D y ayudar a mitigar los efectos secundarios de ciertos medicamentos.

Escuche a Barbara Troesch - Senior Scientific Affairs Manager Global Medical Nutrition & Pharmaceutics, DSM - sobre el impacto de las interacciones entre la vitamina D3 y los fármacos, quiénes corren más riesgo y los beneficios de la suplementación con vitamina D3 en poblaciones específicas de pacientes.

La vitamina D3 – también llamada colecalciferol – es más conocida por su papel en la salud ósea y muscular. Sin embargo, recientemente ha ganado mucha atención por su relación con la inmunidad. Pero, a pesar de sus importantes beneficios para la salud humana, una gran proporción de la población mundial tiene una deficiencia de vitamina D3. De hecho, se calcula que el 88% de las personas de todo el mundo tienen un nivel insuficiente de vitamina D (<75 nmol/L).1 Algunas personas son especialmente vulnerables a un estado deficiente de vitamina D3, como los pacientes que padecen trastornos que afectan a la absorción, como la fibrosis quística, la enfermedad del intestino irritable o la enfermedad celíaca.2 El envejecimiento es otro factor de riesgo importante para la deficiencia de vitamina D3, ya que nuestro cuerpo es menos eficiente a la hora de convertir los precursores de la vitamina D3 en su forma activa tras la exposición al sol, las células expresan menos receptores de vitamina D3 y la función de los órganos disminuye con la edad. Al mismo tiempo, las personas mayores son más propensas a utilizar múltiples medicamentos, y cada vez hay más pruebas que sugieren que varios productos farmacéuticos comúnmente prescritos pueden interferir con el metabolismo de la vitamina D3.

Comprenda el impacto de las interacciones entre medicamentos y nutrientes

Varios productos farmacéuticos pueden disminuir el apetito o cambiar la forma en que se absorbe, almacena o metaboliza un nutriente en el organismo, afectando a su estado. Al mismo tiempo, determinados alimentos o nutrientes pueden modificar la acción de los productos farmacéuticos, alterando la absorción o el metabolismo del medicamento, haciendo que éste actúe más rápido, más lentamente o impidiendo que actúe en absoluto. Por lo tanto, si se tiene en cuenta el número actual de medicamentos de venta con receta y de venta libre, el potencial de interacciones entre medicamentos y nutrientes es enorme.3

En la entrevista con el experto, Barbara explica que muchos de los medicamentos que se recetan con frecuencia, como los que sirven para tratar enfermedades crónicas de larga duración -como la hiperlipidemia, el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la artritis, la diabetes y la depresión4 - pueden interactuar con la vitamina D y afectar a su metabolismo y estado3. Por esta razón, la administración de suplementos de vitamina D3 puede desempeñar un papel importante en la reducción de la probabilidad de efectos adversos en estos pacientes.

Caso práctico: estatinas y corticoides

El tratamiento con estatinas en la hiperlipidemia es fundamental para el control del colesterol y la reducción del riesgo de cardiopatía coronaria. Sin embargo, el 10% de los pacientes experimentan síntomas musculares inducidos por las estatinas (SAMS)5 , que es una de las causas más comunes de abandono y descontinuación de las estatinas. El SAMS se asocia a un estado bajo de vitamina D3 y algunos informes muestran que la suplementación con vitamina D3 conduce a la regresión de los síntomas miopáticos en más del 90% de los pacientes.6,7,8 Los estudios también demuestran que los pacientes que han interrumpido el tratamiento con estatinas debido al desarrollo de miopatía pudieron reanudar su medicación sin síntomas cuando se tomaron junto con suplementos de vitamina D3.9,10 La suplementación con vitamina D3 puede, por tanto, ayudar al cumplimiento de las estatinas, prevenir el desarrollo de efectos secundarios y reducir los efectos secundarios miopáticos.

Los corticosteroides, utilizados para tratar el asma, las alergias, la artritis y otras afecciones que implican inflamación, pueden aumentar el riesgo de pérdida de masa ósea y de fracturas, lo que convierte a este tratamiento en una de las principales causas de osteoporosis secundaria.11 La vitamina D3 puede desempeñar un papel importante en la reducción de la probabilidad de efectos adversos en la salud ósea de los pacientes que requieren corticosteroides como parte de su tratamiento a largo plazo. Esto es especialmente relevante en individuos que no pueden alcanzar la ingesta recomendada de vitamina D3, o en aquellos que tienen un alto riesgo de fracturas óseas y osteoporosis (incluso cuando no están en tratamiento con corticosteroides), como los individuos de edad avanzada o las mujeres posmenopáusicas.3 Además, varios estudios transversales han demostrado que la reducción de los niveles de vitamina D3 en suero en pacientes con asma se asocia con un deterioro de la función pulmonar, un aumento de la respuesta de hipersensibilidad de las vías respiratorias y una reducción de la respuesta a los corticosteroides.12 Esto sugiere que la suplementación con vitamina D3 en estos pacientes puede mejorar múltiples parámetros de la gravedad del asma y la respuesta al tratamiento, incluso más allá de la salud ósea.

Mirando al futuro: ¿cómo puede la industria apoyar mejor a los pacientes?

Existen muchas oportunidades para incluir la vitamina D3 en el cuidado estándar de los pacientes, especialmente cuando hay un uso prolongado de medicamentos que interfieren con el metabolismo de la vitamina D3. Sin embargo, se necesitan más estudios para aumentar nuestra comprensión de las interacciones entre la vitamina D3 y los medicamentos y para confirmar los beneficios añadidos de la suplementación en poblaciones específicas de pacientes, así como las dosis recomendadas. Tras esto, los fabricantes de medicamentos y de productos de venta libre podrían considerar la posibilidad de tomar medidas para innovar e integrar la vitamina D3 en determinadas terapias. Además, hay que hacer más para concienciar sobre este tipo de interacciones y educar a los profesionales sanitarios para que puedan identificar y controlar a los pacientes que pueden ser susceptibles de sufrir interacciones entre la vitamina D3 y los fármacos o una deficiencia de vitamina D3.

DSM se compromete a mejorar la eficacia de los medicamentos y los resultados de los tratamientos, así como a satisfacer las necesidades cambiantes del mercado. Con más de 70 años de experiencia en la producción y la garantía de un suministro sostenible de ingredientes farmacéuticos activos, DSM se ha convertido en un aliado de confianza en el desarrollo de terapias que cambian y que mejoran la vida de las personas de forma segura y eficiente.

¿Quiere saber más sobre las últimas pruebas de las interacciones entre la vitamina D3 y los medicamentos?

Publicado

22 July 2021

Etiquetas

  • Science
  • Article

Compartir

3 min read

Inscríbase para recibir nuestro boletín informativo

Manténgase actualizado sobre las últimas tendencias científicas, de eventos y del mercado

Descargue nuestro catálogo de soluciones farmacéuticas

Referencias

  1. Hilger et al. A systematic review of vitamin D status in populations worldwide. Br J Nutr., 111 (2014).
  2. Charoenngam & Holick. Immunologic Effects of Vitamin D on Human Health and Disease. Nutrients, 12 (2020).
  3. Mohn et al. Evidence of Drug-Nutrient Interactions with Chronic Use of Commonly Prescribed Medications: An Update. Pharmaceutics, 10 (2018).
  4. CDC/NCHS National Ambulatory Medical Care Survey, 2012.
  5. bpacnz. Investigating myalgia in patients taking statins. [website], accessed 19 July 2021.   
  6. Samaras et al. Effects of widely used drugs on micronutrients: a story rarely told. Nutrition, 29 (2013).
  7. Ahmed et al. Low serum 25 (OH) vitamin D levels (<32 ng/mL) are associated with reversible myositis-myalgia in statin-treated patients. Transl Res., 153 (2009).
  8. Michalska-Kasiczak et al. Analysis of vitamin D levels in patients with and without statin-associated myalgia - a systematic review and meta-analysis of 7 studies with 2420 patients. Int J Cardiol., 178 (2015).
  9. Glueck et al. Vitamin D deficiency, myositis-myalgia, and reversible statin intolerance. Curr Med Res Opin., 27 (2011).
  10. Linde et al. The role of vitamin D and SLCO1B1*5 gene polymorphism in statin-associated myalgias. Dermatoendocrinol, 2 (2010).
  11. Briot & Roux C. Glucocorticoid-induced osteoporosis. RMD Open, 1 (2015).
  12. Sutherland et al. Vitamin D levels, lung function, and steroid response in adult asthma. Am J Respir Crit Care Med, 181 (2010).

Este sitio web utiliza cookies. Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funcionalidades de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que usted hace de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Más información