Aumentar el contenido vitamínico de los huevos

Vitaminas y huevos

De todas las 13 vitaminas reconocidas, todas, menos la vitamina C se encuentran presentes en los huevos. La yema, rica en lípidos, actúa como el principal reservorio de vitaminas liposolubles, así como también de vitaminas hidrosolubles2. Dos huevos grandes pueden aportar aproximadamente el 30% de la dosis diaria recomendada de riboflavina, más del 60% de vitamina K y aproximadamente el 15% de vitamina A y D, folato, y vitamina B121,3.

Los huevos tienen gran potencial para mejorar la nutrición materna e infantil en los países en desarrollo, acabar con el hambre y alcanzar la seguridad alimentaria de forma sostenible. Los estudios que promueven el consumo de huevos por parte de mujeres y niños, como parte de una amplia mejora de la dieta, demuestran que los indicadores de crecimiento infantil aumentan significativamente en los grupos tratados, cuando se compara con los grupos de control. Del mismo modo, un innovador estudio reciente indicó que todos los nueve aminoácidos esenciales se encontraban en nivel mucho más bajo en niños con crecimiento retardado, cuando se compara con niños con crecimiento normal.

Eso demuestra que el aumento en el consumo de proteína de calidad a partir de los huevos puede ayudar a promover un crecimiento óptimo de los niños. Los estudios han reconocido un vínculo directo entre el alimento balanceado de las aves y el contenido vitamínico de los huevos4. La complejidad química de las vitaminas, su absorción y las características de almacenaje en el organismo, así como también la variación biológica inherente a las gallinas, hace que la transferencia entre el alimento balanceado y el huevo ocurra con una variación bastante considerable. Pese a que los huevos son una fuente alimentaria altamente nutritiva, tanto la productividad de las ponedoras como el contenido nutricional de sus huevos ocurren en función del consumo alimentario de las gallinas. En el caso de las gallinas ponedoras, una dieta fortificada con micronutrientes mejora la producción de huevos de muchas formas, entre las cuales se incluyen: mayor producción de huevos, mayor peso de los huevos y porcentaje de postura y mejor eficiencia alimentaria. En el caso de varios micronutrientes, los cambios en la dieta se reflejan rápidamente en el contenido del huevo, y la transferencia de eficiencia, entre el alimento balanceado y el huevo, depende de los micronutrientes. En los huevos, el nivel de las vitaminas liposolubles A, D, E y K puede ser aumentado varias veces, llegando a un aumento de 300 veces para la vitamina D35. El nivel de la mayoría de las vitaminas hidrosolubles puede ser aumentado entre 2 y 6 veces.

Las Vitaminas en la Producción de Huevos:

Vitamina A

La deposición de niveles elevados de vitamina A ocurre con un aumento entre 2 y 4 veces, o más, en la yema del huevo. Suplementadas con 16.000 UI/kg de alimento, las gallinas producen yemas con más del doble del que se observa en gallinas alimentadas con vitamina A alimentadas de acuerdo con los requerimientos del NRC. Un estudio de 2003 reportó niveles de retinol en yema del 36,6% y 53,3% para gallinas suplementadas con 15.000 y 30.000 UI de vitamina A/kg de alimento balanceado6.

Vitamina D

El nivel de vitamina D3 en los huevos varía significativamente, ya que las yemas presentan una respuesta específica en el caso de esta vitamina. Por ejemplo, los estudios han reportado aumentos de 7 veces en la vitamina D3 en la yema, cuando se suplementa a las gallinas con 4 o 5 veces más vitamina D3 de lo usual7.

25(OH)D3

Cuando las ponedoras fueron alimentadas con dietas que contienen 25(OH)D3 en niveles de 0; 34,5 y 69,0 μg/kg de alimento balanceado, las yemas pesaban 2,23; 3,84 y 6,12 μg/100g respectivamente, lo cual representa un aumento aproximado de 3 veces comparado con dietas sin la adición de 25(OH)D3.

Vitamina E

El contenido de Vitamina E en la yema puede ser aumentado 18 veces8 y, en general, el nivel de vitamina E en los huevos responde a los cambios en los niveles en la dieta. También se ha observado que se altera por las variaciones de deposición entre una gallina ponedora y otra, el tipo y nivel de grasa y aceite, así como también las altas temperaturas y la fuente de selenio. DSM posee una amplia cartera de soluciones en vitaminas, que han comprobado mejorar la producción de huevos, el desempeño y el estado nutricional de las ponedoras.

En ese contexto, las directrices de DSM denominadas ‘Optimum Vitamin Nutrition’ (OVNTM) ofrecen una solución innovadora en la tarea de suplementación, permitiendo que los productores avícolas y de huevos formulen el alimento balanceado de las aves con las cantidades correctas de vitaminas, para optimizar la salud y el desempeño de acuerdo con las necesidades específicas de la etapa de crecimiento y las condiciones de cría de las aves.  

Recomendaciones

Dado el aumento en la prevalencia de la desnutrición en muchos países, podría ser benéfico si se diera más importancia a los huevos, ya que se ha comprobado que son una rica fuente de diversas vitaminas y nutrientes esenciales. Por ese motivo, DSM trabaja en conjunto con la Comisión Internacional del Huevo (IEC), una organización dedicada a divulgar y promover el conocimiento, la experiencia y el desarrollo, en lo que se refiere a los beneficios nutricionales del huevo en todo el mundo. La mejora en la nutrición es un paso importante para abordar las deficiencias de micronutrientes y apoyar el desarrollo óptimo, y representa también un factor clave para contribuir con las Metas de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (SDGs). Con el objetivo de aumentar el contenido de nutrientes en los huevos, los productores pueden tomar medidas en lo que se refiere a la alimentación de las aves, para garantizar que el consumidor final obtenga el mayor provecho de los huevos. De esta forma, los productores tendrán un rol en el esfuerzo de eliminar el hambre en el mundo y mejorar la nutrición global.

La importancia de los huevos

La prevalencia de la desnutrición está aumentando en diversos países del mundo. El informe ‘Global Nutrition Report1’ indica lo siguiente: ‘La desnutrición y la dieta son los dos mayores riesgos para la carga mundial de enfermedades’. Abordar los temas relacionados con la nutrición es un verdadero desafío, y la empresa DSM se esfuerza para aprovechar al máximo su experiencia y conocimiento en el área de salud y nutrición, con el objetivo de desarrollar alimentos fortificados y micronutrientes para mejorar las condiciones de nutrición alrededor del mundo. Las soluciones aportadas por la empresa juegan un rol clave en el esfuerzo mundial para alcanzar las Metas de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (SDGs), en el sentido de eliminar el hambre, alcanzar seguridad alimentaria y mejorar la nutrición en el mundo, metas éstas con las cuales la estrategia de negocios de DSM se ha comprometido a largo plazo. El crecimiento óptimo y el desarrollo en la infancia pueden ejercer un efecto directo sobre la salud y el bienestar del individuo, a lo largo de toda su vida. Por ese motivo, es necesario garantizar el consumo adecuado de micronutrientes y proteínas a través de la dieta, especialmente en las etapas críticas de la vida, como lo son: el embarazo, la lactancia, la infancia y la adolescencia. Es por ese motivo que crece el interés del mercado por huevos especiales, con mayores niveles de vitaminas. Ha quedado evidente que los huevos son una ‘mina de oro’ en potencial para el aporte de nutrientes esenciales y vitaminas y, en muchas partes del mundo las personas se están replanteando la importancia de un simple huevo. En otras palabras, los huevos pueden tener un rol preponderante en el esfuerzo global hacia la meta de cero hambre, buena salud y bienestar, con lo cual se alcanzarían las metas de desarrollo sostenible.

Referencias

  1. Global Nutrition Report, ‘From promise to impact; ending malnutrition by 2030’, 2016 http://ebrary.ifpri.org/utils/getfile/collection/p15738coll2/id/130354/filename/130565.pdf
  2. Lannotti et al. (2014)
  3. Combs (2012)
  4. Naber, 1993
  5. Yao et al., 2003
  6. Morie et al., 2003
  7. Matilla et al. (2003)
  8. Skriven et al., 2010

Publicado

06 September 2019

Etiquetas

Compartir

Compartir

You are being redirected.

We detected that you are visitng this page from United States. Therefore we are redirecting you to the localized version.