Volviendo a los conceptos básicos: El impacto de las vitaminas B en la lumbalgia

Según:  Editores de DSM Pharma Solutions

La lumbalgia, una de las dolencias más comunes del mundo, es la causa principal de la limitación de actividad y la ausencia laboral, lo que representa una gran carga económica para las personas, las familias, las comunidades, la industria y los gobiernos. Investigaciones recientes destacan la función potencial de las vitaminas B para el tratamiento de la lumbalgia y la mejora de los resultados clínicos en general.

Las consecuencias de la lumbalgia.

La lumbalgia, que es el segundo motivo de consulta más frecuente después del resfriado, es una de las dolencias más comunes en la práctica clínica, con una prevalencia a lo largo de la vida de hasta el 84 %1.  La lumbalgia también está asociada al absentismo o presentismo laboral, a la alteración del estado funcional y a una menor calidad de vida en relación con la salud.  En conjunto, estos síntomas impactan profundamente en la movilidad y la capacidad de realizar ADL (del inglés, activities of daily living [actividades de la vida diaria]), lo que tiene, en última instancia, consecuencias económicas y sociales considerables.2,3,4

Las vitaminas B como complemento de las normas actuales de atención médica

Las pautas de práctica clínica mundial actualmente establecidas recomiendan sistemáticamente el uso del acetaminofeno como tratamiento de primera línea y los AINE (p. ej., ibuprofeno, diclofenac y naproxeno) como tratamientos de segunda línea para la lumbalgia.5 Si bien tanto el acetaminofeno como los AINE tienen perfiles de eficacia y seguridad bien establecidos, existe una necesidad insatisfecha significativa para los pacientes en los que el dolor es incontrolable a pesar de someterse a tratamiento máximo.  Investigaciones recientes han resaltado el papel potencial del complejo de vitamina B (definido en la bibliografía como 1 mg de vitamina B 12, de 50 a 100 mg de vitamina B1 y de 50 a 100 mg de vitamina B6) como complemento del tratamiento con AINE en pacientes que, de otra manera, no estarían bajo control en sus regímenes terapéuticos actuales y que podrían requerir intensificación.Ibid

El estudio DOLOR, un estudio aleatorio, doble ciego, evaluó la eficacia y la seguridad de la administración oral, dos veces al día, de una terapia combinada de complejo de vitamina B (grupo DB; 50 mg de diclofenac + 50 mg de vitamina B1, 50 mg de vitamina B6 y 1 mg de vitamina B12) o de la monoterapia con diclofenac, (grupo D; 50 mg de diclofenac).  Después de 3 días de tratamiento, una proporción significativamente mayor desde el punto de vista estadístico de sujetos en el grupo DB (n = 87; 46,5 %), en comparación con el grupo D (n = 55; 29 %), finalizó el estudio debido al éxito del tratamiento (χ2: 12,06; p = 0,0005). Según los autores del estudio, la terapia combinada arrojó resultados superiores en la reducción del dolor, la mejora de la movilidad y la funcionalidad, según lo evaluado por la Escala visual analógica (EVA) del dolor.6

Una serie de análisis retrospectivos de estudios refuerzan aún más la utilidad de este enfoque complementario. Por ejemplo, Geller et al. demostraron recientemente una correlación estadísticamente significativa entre las puntuaciones de la EVA y las puntuaciones de FFD (del inglés finger-to-floor distance [distancia entre el dedo y el suelo]) en el estudio DOLOR, lo que demuestra el efecto beneficioso del complejo complementario de vitamina B tanto en la movilidad como en la intensidad del dolor en los pacientes que presentan dolor en la zona baja de la espalda.  Geller et al. demostraron de manera similar, usando el PFQ (del inglés, Patient Functionality Questionnaire [Cuestionario de funcionalidad del paciente]), que los pacientes que recibían el complejo complementario de vitamina B mostraron una mejoría mayor que los que recibían AINE únicamente en áreas relacionadas con la calidad del sueño, la movilidad, la capacidad de lavarse y secarse, la capacidad de caminar distancias y la comodidad postural.7 Un metaanálisis sistemático reciente realizado por Marquez et al. confirma, en gran medida, los hallazgos mencionados anteriormente.5

Mecanismos propuestos

Aunque los mecanismos exactos para la eficacia del complejo de vitamina B en el tratamiento del dolor en la zona baja de la espalda todavía se desconocen en gran medida, la hipótesis predominante consiste en aumentar el control inhibitorio aferente de las neuronas nociceptivas en la médula espinal, mejorar la velocidad de conducción nerviosa sensorial y reducir la hiperexcitabilidad neuronal mediante la alteración de las corrientes de sodio en los ganglios de la raíz dorsal lesionados.8,9,10 En combinación con el tratamiento con AINE, esto tiene el potencial de producir profundos efectos sinérgicos.5

Perspectivas futuras

Las investigaciones recientes parecen prometedoras; sin embargo, queda mucho por descubrir en la aplicación del complejo de vitamina B para el tratamiento del dolor en la zona baja de la espalda.  Principalmente, la naturaleza subjetiva del dolor, así como la gran disparidad en las respuestas al tratamiento con AINE en diferentes subgrupos de pacientes, requieren un enfoque individualizado tanto de los programas de investigación futuros como de las pautas clínicas que intentan abordar esta preocupación clínica generalizada.

¿Está trabajando en el control del dolor? ¿Está interesado en mejorar su marca de AINE con vitaminas B en una extensión de línea combinada? Comuníquese  con el equipo de soluciones farmacéuticas de DSM para obtener más información.

Publicado

27 abril 2018

Etiquetas

  • Science
  • Article
  • Vitamin B1
  • R&D
  • Vitamin B12
  • Vitamin B6

Compartir

10 min. de lectura

Inscríbase para recibir nuestro boletín informativo

Manténgase actualizado sobre las últimas tendencias científicas, de eventos y del mercado

Descargue nuestro catálogo de soluciones farmacéuticas

Referencias

[1] N. Manek et al. Epidemiology of Low Back Disorders. Curr Opin Rheumatol 2005;17:134-40.

[2] H. Breivik et al. Survey of Chronic Pain in Europe: Prevalence, Impact on Daily Life, and Treatment. Eur J Pain 2006;10:287-333.

[3] R. Froud et al. A Systematic Review and Meta-Synthesis of the Impact of Low Back Pain on People’s Lives BMC Musculoskelet Disord 2014;15:50.

[4] N. Patrick et al. Acute and Chronic Low Back Pain Med Clin North Am 2014;9:777-89.

[5] M. Marquez et al. Systemic Review on the Use of Diclofenac/B Complex as Anti-Inflammatory Treatment with Pain Relief Effect for Patients with Acute Lower Back Pain J Pain Relief 2015;4(6):2-5.

[6] M. Mibielli et al. Diclofenac Plus B Vitamins Versus Diclofenac Monotherapy in Lumbago: the DOLOR Study Curr Med Res Opin 2009;25(11):2589-2599.

[7] M. Geller et al. Impact of Low Back Pain on Quality of Life: Assessment by Patient Functionality Questionnaire and Treatment Results Using a Combination of Diclofenac plus B Vitamins or Diclofenac Monotherapy. Int J Clin Med 2016;7:113-119.

[8] Q. Fu et al. B Vitamins Suppress Spinal Dorsal Horn Nociceptive Neurons in the Cat. Neurosci Lett 1988;95:192-197.

[9] C. Jolivalt et al. B Vitamins Alleviate Indices of Neuropathic Pain in Diabetic Rats. Eur J Pharmacol 2009;612:41-47.

[10] X. Song et al. Thiamine Suppresses Thermal Hyperalgesia Inhibits Hyperexcitability, and Lessens Alterations of Sodium Currents in Injured Dorsal Root Ganglion Neurons in Rats. Anesthesiology 2009;110:387-400.

Enlaces rápidos

Tienda web

Solicite muestras, realice pedidos y vea la documentación del producto

Catálogo

Descargue la última copia de nuestro Catálogo de soluciones

Comuníquese con nosotros

Somos más que un aliado. Somos una ventaja competitiva.

Informes técnicos

Lo último en investigación de vitaminas y lípidos y desarrollos de la industria

Seminarios web

Estudios académicos y las tendencias científicas más recientes en módulos educativos

Videos

Videos que exploran el rol creciente de los API de vitaminas 

Este sitio web utiliza cookies. Utilizamos cookies para personalizar el contenido y los anuncios, para proporcionar funcionalidades de redes sociales y para analizar nuestro tráfico. También compartimos información sobre su uso de nuestro sitio con nuestros socios de redes sociales, publicidad y análisis que pueden combinarla con otra información que usted les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que usted hace de sus servicios. Usted acepta nuestras cookies si continúa utilizando nuestro sitio web.

Más información