Relación entre el suministro de premezclas de vitaminas y la garantía para el consumidor

Una yema dorada solamente puede provenir de una gallina sana.  

Para que la yema presente un atractivo color dorado, los carotenoides:

  • deben ser ingeridos en cantidad suficiente
  • deben ser absorbidos (por un intestino sano)
  • no deben ser utilizados como antioxidantes (bajo desafío inmunológico)
  • no deben ser utilizados como precursores vitamínicos (buen estatus vitamínico).

Por lo tanto, la gallina, el ambiente y el alimento balanceado deben funcionar en conjunto para producir una yema con un color atractivo. En la naturaleza, los machos con el color más bonito atraen a las hembras, lo cual tiene sentido porque solamente los animales más sanos son los que tienen los plumajes más atractivos. Lo mismo sucede con las hembras: las gallinas más saludables tienen más carotenoides para sus huevos. Así, para obtener una yema dorada es necesario contar con alimento balanceado de buena calidad, buenas prácticas de manejo y, sobre todo, una gallina con buena salud.

¿Qué tienen que ver las vitaminas con la garantía para el consumidor?

Una de las prioridades de los consumidores es la calidad de los alimentos, no solo de los suyos, sino también de sus animales de compañía. La causa estriba en varios escándalos conocidos por fraude en el sector de la alimentación animal, la retirada de alimentos para animales por problemas relacionados con las vitaminas, una mayor sensibilización sobre salud alimentaria y la humanización de las mascotas. Esta pérdida de confianza en el sector de la alimentación animal ha provocado que los dueños de mascotas cuestionen el contenido de la comida con que las alimentan. Tenemos un ejemplo en el estudio de consumo que DSM encargó a MetrixLab en 2017, que mostró la preocupación de los propietarios de animales de compañía responsables de comprarles la comida por la trazabilidad y el origen de los ingredientes utilizados en su fabricación.

El consumidor puede utilizar muchos factores para evaluar la calidad de la comida para animales, pero claramente espera que sea segura para el consumo y que lleve exactamente lo que pone en la etiqueta.

Además, ahora los propietarios buscan alimentos que reflejen las tendencias actuales en alimentación, nutrición y salud de los seres humanos. Este factor ha aumentado la complejidad de la composición de los alimentos para animales, como puede apreciarse en el ejemplo de la tabla siguiente.

Al fabricante de alimentos para animales a menudo le resulta difícil y le exige muchos recursos gestionar la compleja cadena de suministros para abastecerse de estos nuevos ingredientes. Además de tratar con numerosos ingredientes y proveedores nuevos, también es importante tener en cuenta que algunos ingredientes añadidos a los alimentos son una premezcla de muchos otros, entre ellos una premezcla de vitaminas. Si una vitamina como la tiamina (o vitamina B1) está presente en una dosis insuficiente, se producirá una deficiencia, pero si se añaden en exceso vitaminas como la A y la D, el efecto puede ser tóxico. Como consecuencia, determinadas vitaminas en dosis insuficientes o excesivas pueden provocar problemas de salud (e incluso la muerte) al animal, lo que supone un perjuicio no solo para este, sino también para la marca responsable.

La figura siguiente ilustra la importancia de gestionar la calidad de las premezclas de vitaminas, ya que una sola unidad de premezcla afecta a una cantidad de comida mucho mayor y, por lo tanto, al enorme número de mascotas que se alimentan con ella.

Para reducir los riesgos para la seguridad, es imprescindible conocer la calidad de la premezcla de vitaminas y su aplicación en la formulación del alimento. Si el fabricante de alimentos para animales conoce a fondo la complejidad de las vitaminas, podrá utilizarlas fácil y sistemáticamente para garantizar la calidad nutritiva de sus alimentos, cumplir la promesa de la marca y proteger su capital empleando ingredientes seguros y rastreables en sus formulaciones.

¿Dónde empieza la seguridad de una premezcla de vitaminas?

Las vitaminas que se utilizan con productos comerciales destinados a la alimentación animal deben producirse y formularse de manera segura en formas especializadas. Estas formas deben seleccionarse y aplicarse de modo sistemático en toda la cadena de suministros y producción, desde el almacenamiento y la manipulación hasta su correcta incorporación en una premezcla considerando el tipo de alimento, el proceso de producción y el almacenamiento del producto acabado. Por lo tanto, es importante comprender primero la importancia de las formas vitamínicas, las consideraciones sobre la formulación de las premezclas y su aplicación.

En primer lugar, conocer las vitaminas como ingredientes individuales

Los compuestos vitamínicos básicos se producen por síntesis química, fermentación, extracción (con frecuencia de una fuente natural) o por una combinación de tecnologías. Durante su producción hay un posible riesgo para la calidad por su exposición a disolventes químicos, sustancias intermedias que no reaccionan y la entrada de otros contaminantes. Por lo tanto, el productor de la vitamina activa, como DSM, debe controlar este riesgo utilizando los productos químicos correctos, aplicando a sus proveedores estrictos programas de suministro de materias primas y trabajando con sólidos protocolos de control de calidad para los productos acabados.

En su forma básica, son varios los factores ambientales que afectan en distinto grado a la estabilidad de los compuestos vitamínicos. Teniendo en cuenta su sensibilidad al entorno para mejorar su estabilidad intrínseca, se someten a un proceso de modificación química, como esterificación, fosforilación o cristalización de la sal orgánica para crear un compuesto vitamínico más estable.

Por último, estos compuestos vitamínicos se formulan en formas vitamínicas específicas para adecuarlos a su uso en distintos alimentos, golosinas, bebidas y complementos para animales. El proceso de formulación asegura la estabilidad básica de la vitamina «tal cual» durante su almacenamiento, cuando se procesa y durante el almacenaje del producto final, así como su biodisponibilidad para el animal. Además, las formas vitamínicas se optimizan para asegurar el cumplimiento normativo, las buenas propiedades de manipulación, su miscibilidad óptima en premezclas y su dispersión en el alimento. Para asegurar el enriquecimiento de muchos productos de alimentación animal se producen numerosas formas vitamínicas. Esta tabla muestra los requisitos de la forma vitamínica en función de la aplicación.

Para estabilizar el compuesto vitamínico pueden utilizarse numerosas tecnologías que controlan la oxidación, minimizan el contacto con compuestos hostiles o protegen el compuesto en tratamientos con temperaturas elevadas.

La tecnología de microesferas reticuladas se utiliza para crear formas capaces de afrontar los rigores de los procesos de extrusión y las altas temperaturas que se emplean en la producción de alimentos secos para animales (la mayoría de los que se venden en todo el mundo).

A continuación, se muestra un ejemplo de microesfera reticulada de una forma de vitamina A, una vitamina susceptible de pérdidas considerables durante la producción y el almacenamiento de alimentos secos para animales.

En realidad, la forma reticulada de vitamina A combina la estabilización química del compuesto de retinol con la acetilación para formar acetato de retinol, mientras que la tecnología de reticulación incluye la formación de una microesfera de cubierta dura a base de ingredientes alimentarios alrededor de pequeñas perlas de acetato de retinol combinadas con un antioxidante protector. Lo ingenioso de esta forma radica en que no solo protege física y químicamente la vitamina, sino que también ayuda a distribuir el nutriente en toda la premezcla y el producto acabado y, a la vez, asegura que el nutriente esté biodisponible cuando se consuma. Para asegurar la máxima calidad, las partículas de las formas deben especificar las siguientes características:

  • Contenido de nutrientes
  • Uniformidad de tamaño
  • Geometría
  • Fricción entre partículas
  • Carga electrostática
  • Higroscopicidad (capacidad para absorber agua)
  • Acumulación de polvo (que también afecta a la salud de las personas durante la producción)

Por todos los motivos expuestos, satisfacer las necesidades nutricionales de los animales con vitaminas de ingredientes naturales presenta un reto que no puede superarse en la mayoría de las aplicaciones de alimentos para animales, en especial los nutricionalmente completos.

Si el fabricante de alimentos para animales obtiene las vitaminas de un productor experimentado, mantendrá los atributos necesarios para fabricar una premezcla de vitaminas de la mejor calidad para sus alimentos.

En segundo lugar, conocer la calidad de la premezcla

A la hora de diseñar las especificaciones de una premezcla de vitaminas y seleccionar las formas vitamínicas que aporten los niveles de nutrientes deseables en el momento del consumo del alimento, es preciso tener en cuenta numerosos factores.

En DSM hay especialistas con amplia experiencia que diseñan formulaciones de premezclas que no solo son idóneas para el centro de producción específico donde se preparará la mezcla, sino que también tienen en cuenta las especificidades de la aplicación de que se trate. Entre ellas cabe mencionar:

  • Especies a las que va a alimentarse
  • Etiqueta o indicaciones de funcionalidad que debe cumplir, incluidas las limitaciones, como ausencia de cereales, ya que en las premezclas suelen utilizarse ingredientes a base de cereales como vehículo, diluyente o antiapelmazante
  • Características del alimento comercial para animales que requiere fortificación
  • Pérdida de vitaminas prevista durante la producción y el almacenamiento, con selección de la forma de vitamina apropiada y cálculo correspondiente del excedente para mantener la actividad de los nutrientes

Importancia de la cultura y los programas de calidad

Los fabricantes de alimentos para animales pueden ayudar a gestionar la calidad de las vitaminas suministradas seleccionando productores y mezcladores que gocen de buena reputación, que puedan demostrar que sus empleados son conscientes de la calidad y la seguridad y que tengan una imagen de marca que proteger. La seguridad alimentaria es clave. Por ello es fundamental contar con un programa de calidad y seguridad diseñado en torno a las normas de seguridad alimentaria, que integre todos los procesos empresariales y que esté gestionado por un equipo de directivos cualificados en cuanto a calidad y seguridad.

Una parte importante del control de calidad es la gestión del cambio. Por ello, debe disponerse de sólidos sistemas de gestión del cambio. Es imprescindible que el proveedor sea consciente de los riesgos para sus clientes y para la sostenibilidad de ambos negocios. Los principales proveedores de ingredientes deben trabajar constantemente para mejorar su programa de seguridad alimentaria. Esto forma parte de la estrategia comercial de DSM, denominada «cerrar el círculo». Con este sistema es posible analizar las raíces de las desviaciones y también implementar herramientas de gestión del cambio no solo para resolver los problemas prácticos, sino sobre todo para hallar la mejor manera de gestionar el lado humano del cambio.

Importancia de la trazabilidad y de una cadena de suministros integrada

Los productos comerciales para animales abarcan desde complementos alimenticios concentrados hasta alimentos diseñados para aportar el cien por cien de las necesidades nutritivas diarias. Debido a su complejidad y a los problemas de seguridad asociados a este tipo de productos, la trazabilidad de los ingredientes es vital, por lo que se precisa una cadena de suministros de confianza. Para ello es básico contar con un programa de seguridad alimentaria conforme con las normas de seguridad, empezando por estrictos procesos de cualificación y gestión de proveedores. Hacen falta procesos sólidos e integrados de documentación, recepción de mercancías y gestión de almacén que estén siempre sometidos a revisión.

La fabricación de micronutrientes bioactivos y mezclas de microingredientes es un proceso complejo desde el punto de vista de la garantía de calidad. Los productores integrados de premezclas y microingredientes, como DSM, ofrecen una trazabilidad inigualable al sector de alimentos para animales al participar en las tres etapas de la cadena de ingredientes alimentarios: la producción de ingredientes activos puros, su incorporación en formas sofisticadas y el suministro de premezclas adaptadas. La trazabilidad que facilitan los rápidos sistemas mundiales de seguimiento y rastreo como los de DSM supone una garantía adicional de calidad.

Por último, maximizar la garantía para el consumidor exige trabajar con proveedores especializados en el sector de alimentos para animales

El sector de comida para animales se encuentra entre el de piensos y el de alimentación. Por vasta que sea la experiencia de una empresa en el sector de piensos o en el de alimentos, sus conocimientos no son suficientes para abordar las necesidades únicas de los fabricantes de productos alimenticios para animales. La garantía de calidad, y por lo tanto la garantía para el consumidor, se maximiza trabajando con proveedores especializados en los requisitos únicos del sector de alimentación animal.

DSM no solo lleva más de 100 años fabricando vitaminas, sino que ha abastecido a los productores de alimentos para animales durante más de 50 años, algo que no tiene precedentes en el sector. Nuestro equipo de expertos en alimentación animal también desea establecer alianzas con sus clientes, no solo como proveedor de confianza y alta calidad, sino como promotor del desarrollo de la marca. Juntos nos esforzamos por fortalecer nuestro negocio fortaleciendo el suyo mientras satisfacemos las necesidades de nuestros verdaderos clientes: ¡los propietarios de mascotas y sus animales de compañía!

Publicado

29 August 2019

Etiquetas

Compartir

Compartir

You are being redirected.

We detected that you are visitng this page from United States. Therefore we are redirecting you to the localized version.