¿Cómo podemos pasar de la malnutrición a la buena nutrición? Explore las conclusiones del Simposio Satélite de DSM en ESPEN 2021

Por:  Talking Nutrition Editors

  • Una buena nutrición es fundamental para gozar de una salud y un bienestar óptimos. Pero la desnutrición es frecuente en las personas mayores -sobre todo en residencias y hospitales- y tiene un importante impacto negativo en la salud, la independencia y la calidad de vida. Entonces, ¿cómo podemos contribuir a elevar los estándares de la atención nutricional en los adultos mayores?
  • Durante el Simposio Satélite de DSM en el Congreso Virtual ESPEN 2021, especialistas de renombre -Profesor Philip Schütz, Marcel J.G Smets y Markus Biedermann- exploraron los pasos que se pueden dar para elevar el manejo nutricional en las personas mayores. Entre otros temas, en la sesión se debatieron los resultados de un análisis de subgrupos recientemente publicado del ensayo EFFORT que investiga el impacto del apoyo nutricional en pacientes hospitalizados con vulnerabilidad relacionada con la edad, y las últimas recomendaciones para la nutrición en residencias de ancianos desarrolladas por la Red Europea de Envejecimiento.
  • Siga leyendo para descubrir los cuatro puntos más importantes para los directores médicos, los gestores de carteras y los directores de I+D e innovación, y aprenda cómo puede transformar la malnutrición en una nutrición adecuada en los centros asistenciales.

La desnutrición relacionada con la enfermedad es común en los entornos clínicos, y se cree que afecta a uno de cada cuatro pacientes ingresados en el hospital.1 Aunque afecta a personas de todas las edades, las personas mayores son más vulnerables a la desnutrición debido a los cambios en la ingesta de alimentos y el apetito a medida que envejecemos. La desnutrición puede comprometer la función inmunológica, lo que conlleva un mayor riesgo de infecciones y enfermedades, una mayor vulnerabilidad, peores resultados para el paciente y una menor calidad de vida. Por lo tanto, la atención nutricional oportuna es fundamental para apoyar a estos pacientes.

Durante tres sesiones organizadas por DSM en el Congreso Virtual ESPEN 2021, los profesores Philip Schütz, Marcel J.G Smets y Markus Biedermann exploraron la importancia de un tratamiento nutricional óptimo para prevenir -o revertir- la malnutrición en entornos clínicos, además de las últimas directrices para la atención nutricional en personas mayores específicamente. A continuación, destacamos cuatro puntos clave del evento.

¿Interesado en ponerse al día bajo demanda?

1. Desnutrición en las personas mayores: ¿Dónde estamos en 2021?

Cada vez hay más pruebas de que la desnutrición es un factor de riesgo modificable en los pacientes hospitalizados, especialmente en los ancianos y los pacientes frágiles con múltiples enfermedades. Durante su presentación, el profesor Philip Schütz, del Kantonspital Aarau, Suiza, repasó los últimos hallazgos de una investigación de subgrupos del ensayo EFFORT centrada en pacientes de edad avanzada.2 En el estudio, un grupo recibió una terapia nutricional individualizada según las directrices para un mejor tratamiento nutricional. El segundo grupo recibió una nutrición estándar proporcionada por la cocina del hospital.

La investigación descubrió que la terapia de nutrición médica específica ayudaba a aumentar los niveles de proteínas y energía en pacientes vulnerables y tenía un efecto positivo en los resultados clínicos. De hecho, el apoyo nutricional -que incluía la alimentación durante la hospitalización y el asesoramiento nutricional- redujo el riesgo de mortalidad en un 50% a corto plazo (es decir, 30 días después de la hospitalización). El riesgo de mortalidad también fue menor a largo plazo (seis meses después de la hospitalización) en aquellos que recibieron apoyo nutricional.

2. Evaluación y tratamiento de la malnutrición

Una detección proactiva y temprana y un apoyo nutricional eficaz podrían tener una influencia positiva significativa en los pacientes de edad avanzada para ayudarles a superar o prevenir la desnutrición. El profesor Schütz compartió algunas recomendaciones para el tratamiento de la malnutrición en el ámbito hospitalario3, que se ajustan a las Directrices de la ESPEN:

  • Detección de la malnutrición en las 24-48 horas siguientes al ingreso en el hospital mediante una herramienta de detección validada (como NRS 2002). Es importante señalar que el IMC no es una buena medida de la desnutrición. La falta de apetito acompañada de pérdida de peso son las mayores señales de alarma. La evaluación de la masa muscular mediante una prueba de fuerza de agarre de la mano también es un indicio de malnutrición que puede medirse fácilmente y controlarse a lo largo del tiempo.
  • Si se identifica el riesgo, es necesario realizar una evaluación individual del paciente para averiguar el motivo de la desnutrición. Puede estar relacionada con una enfermedad o dolencia, una enfermedad metabólica, una depresión o el uso de medicamentos, por ejemplo.
  •  Se realiza el diagnóstico y se determina la gravedad de la desnutrición.
  • Se definen los objetivos nutricionales individuales, incluidas las necesidades de calorías, proteínas, micronutrientes y otros objetivos nutricionales.
  • Proporcionar apoyo nutricional a través de la nutrición oral como primer paso. Si esto no es suficiente, debe introducirse la nutrición enteral o parenteral. Es importante tener en cuenta las preferencias del paciente en esta fase.
  • Seguir controlando al paciente. Las personas mayores deben seguir recibiendo atención nutricional después de su internación para reducir el riesgo de volver a ingresar en el hospital con desnutrición.

 

3. Buenas prácticas para la buena nutrición en las residencias de ancianos

Se está produciendo un importante cambio de actitud respecto a los cuidados nutricionales a largo plazo en las personas mayores. Dado que cada vez hay más adultos mayores que desean mantener su independencia durante el mayor tiempo posible, la atención en las residencias de ancianos se centra cada vez más en la buena nutrición y la prevención, en lugar de limitarse a proporcionar cuidados paliativos. Cada vez se reconoce más que el tratamiento nutricional de las personas mayores es una responsabilidad compartida entre la dirección del centro asistencial y otras partes interesadas

Durante su presentación, Marcel J.G Smets, de la Red Europea de Envejecimiento (EAN) -que apoya a más de 10.000 proveedores de cuidados en 25 países europeos, y defiende a millones de personas mayores en Europa-presentó nuevas directrices prácticas para la gestión nutricional a largo plazo en el entorno de los cuidados a personas mayores. Las directrices tienen en cuenta una serie de factores, como las preferencias individuales, y destacan la importancia de un entorno de apoyo.

4. Creación de una cultura alimentaria de 5 estrellas

Para concluir el Simposio Satélite de DSM, Markus Biedermann habló de la importancia de crear alimentos atractivos mediante la innovación en las residencias de ancianos. Hasta la fecha, el papel de la alimentación en las residencias de ancianos ha sido preservar y mantener la vida, y la nutrición médica se ha utilizado con fines de recuperación aguda. Sin embargo, ahora la atención se centra en la calidad de vida. Biedermann explicó que las comidas son una forma importante de mantenerse conectado con los demás y con la propia historia de vida, por lo que un enfoque basado en la alimentación es siempre muy recomendable para proteger la dignidad y la independencia de las personas. Para defender esto, es importante desarrollar planes nutricionales realmente atractivos que incluyan alimentos de alto valor nutritivo y que satisfagan las preferencias de las personas mayores. Por lo tanto, quienes se dedican al cuidado de los adultos mayores deben considerar cómo podemos innovar en nuevos productos alimenticios que proporcionen una experiencia alimentaria positiva y divertida, y que ayuden a superar los desafíos que a menudo se observan en las personas mayores, como la disfagia.

En DSM, tenemos un profundo conocimiento de las necesidades nutricionales de los pacientes de todas las edades. Por ello, tenemos un historial inigualable en cuanto a la aportación de innovaciones basadas en la ciencia en todas las fases del desarrollo de su producto. Esto requiere más que ingredientes. Se necesita un aliado.

¿Desea saber más sobre cómo DSM puede ayudarle a desarrollar soluciones de nutrición médica orientadas al objetivo que sean atractivas y eficaces? Alíese con DSM. 

Publicado

11 October 2021

Etiquetas

  • Nutrición médica
  • Salud y nutrición
  • Artículo
  • Investigación y desarrollo
  • Alta gerencia

Compartir

5 min lectura

Contenido relacionado

Regístrese para recibir nuestro boletín informativo

Manténgase actualizado con las últimas noticias de ciencia, eventos y tendencias del mercado.

Estamos en las redes sociales

Síganos en sus redes sociales favoritas

Referencias

  1. Stratton R, et al. Wallingford: CABI Publishing, 2003.
  2. Baumgartner et al. The impact of nutritional support on malnourished inpatients with aging-related vulnerability. Nutrition, vol. 89, pg. 111279, 2021.
  3. https://www.acpjournals.org/doi/pdf/10.7326/M20-0120

Conozca cómo DSM puede ayudar a su negocio.  Seleccione las opciones a continuación para conectar sus necesidades con la solución adecuada.

Enlaces rápidos

Especialidades de alimentos

Descubra enzimas para hornear, para elaborar cerveza, para lácteos y más.

Soluciones de beneficios para la salud

Soluciones para abordar las necesidades de salud y estilo de vida de los consumidores.

Academia nutricional

Descubra nuestros informes técnicos, seminarios web y otros recursos educativos

Sitio corporativo de DSM

Bright Science. Brighter Living.™

Talking Nutrition

Explore la nueva ciencia, las percepciones sobre los consumidores, los eventos de la industria y más.

Servicios al Cliente

Solicite muestras, haga pedidos y vea nuestra documentación de productos.