Cuando se trata de yogur, los consumidores quieren sentir la diferencia

Un gran sabor siempre ha sido la tendencia que define todas las aplicaciones de bebidas alimentarias y no en menor medida el segmento del yogur y la leche fermentada. Pero la textura es cada vez más importante para ofrecer una experiencia sensorial ganadora al consumidor. ¡Para descubrir cómo y por qué (y qué puede hacer al respecto), continúe leyendo!

Hace varios meses, FMCG Gurus publicó su "Informe de tendencias de sabor, color y textura, 2021". Uno de los resultados más interesantes fue que al 91% de los consumidores a nivel mundial les gusta la comida con consistencia cremosa.

En el caso del yogur y los productos lácteos fermentados, hemos observado un aumento espectacular del número de sabores exóticos y variantes de sabor (guayaba y pitahaya), ya que los fabricantes innovan para distinguirse. 

Seguimos observando una tendencia creciente hacia texturas de yogur más gruesas e interesantes que añaden una dimensión adicional a la experiencia sensorial y ofrecen a los consumidores esa rica indulgencia que sin duda anhelan.

El yogur, un producto que es (y se percibe como) saludable, representa una oportunidad ideal para ofrecer la creación de un producto premium que todo fabricante desea. 

¿El reto para los fabricantes? 

  1. Conseguir una textura de yogur más atractiva (que se dice fácil) hasta el final de su vida útil.
  2. Todo ello sin sacrificar los beneficios para la salud que hacen que sus productos sean atractivos en primer lugar. 
  3. Y lo que es aún más importante, garantizar que la creación de un producto premium = rentabilidad. Al fin y al cabo, un producto "lujoso" es, por definición, más caro. 

Así que, ¿cuál es la solución?

Lograr el máximo beneficio posible para todos los involucrados

En DSM hemos lanzado recientemente nuestra renovada Gama de Productos Lácteos Fermentados, una plataforma única para los fabricantes que abarca desde los cultivos lácteos hasta las soluciones de fortificación y las opciones sin lactosa.

Nuestra más reciente incorporación a esta cartera es el cultivo Delvo®Fresh YS-042. 

  • En primer lugar, este cultivo de yogur permite a los fabricantes crear yogures batidos extra suaves, cremosos y espesos que satisfacen esta creciente demanda de los consumidores de reconfortarse en un momento de satisfacción sin culpa. No solo eso, con una baja posacidificación, el cultivo mantiene un pH estable hasta el final de la vida útil , incluso en condiciones difíciles.
  • Y lo que es más importante, Delvo®Fresh YS-042 lo logra al mismo tiempo que elimina o reduce la necesidad de texturizadores o proteínas adicionales, lo que satisface la creciente demanda de listas de ingredientes más cortas y comprensibles, especialmente en el caso del yogur batido. Esta afirmación está respaldada por un reciente proyecto de investigación a nivel mundial realizado para DSM en el que los consumidores respondieron: “¿Cómo cree que cambiará la forma de leer los envases de las etiquetas en los próximos 3 a 5 años?” Cerca del 71 % de los consumidores encuestados afirmó que consultaría las etiquetas de los ingredientes con más frecuencia, mientras que el 66% dijo que cambiaría a productos con ingredientes que le resultaran más familiares. 
  • Por último, pero no por ello menos importante, Delvo®Fresh YS-042 hace posible que los fabricantes logren todo esto mucho más rápido, gracias a su tiempo de fermentación rápido y constante y a un pH estable durante el llenado del yogur. El resultado: una mayor flexibilidad de producción y una mayor rentabilidad.

Sienta la diferencia

A pesar de los retos evidentes que plantea una pandemia mundial, el mercado mundial del yogur se ha mantenido firme y se espera que el crecimiento global supere los €100,000 millones en 2025, con una tasa de crecimiento anual del 3.4 % a partir de 2020, según Euromonitor (2020).

Son muchas las tendencias que impulsan este crecimiento: desde los snacks y el aumento de las comidas en casa, hasta la demanda de yogures con menos azúcar y sin lactosa, y las opciones más naturales y de origen vegetal. 

Por supuesto, todo comienza con el sabor del yogur. Pero no hay que olvidar la textura y la combinación entre el sabor y la textura. Los consumidores deberían sentirse bien al respecto. ¡Y usted también!

Publicado

07 July 2021

Artículos relacionados