Sin lactosa y orgánico: Más en la góndola y en la canasta

Estoy viendo más productos que nunca con certificación, origen y afirmaciones relacionadas con la ética, como envasados de forma sostenible, de gama libre u orgánicos. Probablemente usted también lo vea, y esto no es de sorprender. Como consumidores, tenemos una creciente exigencia de alimentos que aborden el bienestar de animales, granjeros, empleados, sociedad en general y, por supuesto, del planeta.

Sin duda, la industria láctea está tomando nota de esta tendencia y reaccionando a ella. Además de “natural”, que se ha utilizado durante años, los fabricantes de productos lácteos etiquetan sus marcas con afirmaciones relacionadas con la sostenibilidad y la autenticidad. Se pueden contar seis categorías diferentes: orgánico, sin OMG, producido localmente, envasado de forma sostenible, de libre pastoreo y, más recientemente, “más dinero para los agricultores”.1 ¿Puede añadir a la lista? Por supuesto, un producto puede combinar múltiples enfoques, aunque todavía no he encontrado un producto lácteo que mencione los seis.

El etiquetado de los productos: una forma de promover los productos lácteos como sostenibles y cercanos a la naturaleza

Con estas declaraciones fascinantes, he leído recientemente un reporte de Euromonitor que indica que añadir credenciales de sostenibilidad a los productos lácteos recupera el enfoque tradicionalista de la agricultura y la producción de lácteos.  Es mejor conectar con lo que la mayoría de nosotros entendemos de la producción de lácteos: un negocio familiar con generaciones de granjeros de lácteos que trabajan en la misma granja. Se siente familiar, de pequeña escala y muy cercano a la naturaleza, lo que crea productos con una connotación “mejor para usted”.1

Leche enfriada sin lactosa: también promovida como orgánica y sin OMG

Los productos sin lactosa de hoy en día también caen en la categoría de “mejor para usted”. No es de extrañar que me encontrara con algunas estadísticas notables2 que respaldaban este mayor enfoque en las afirmaciones sobre las etiquetas de los productos. Más de la mitad (57 %) de los lanzamientos de productos lácteos sin lactosa en 2018 incluyeron una afirmación de que el producto era ético/sostenible. El 8.8 % de los demás afirmaba no tener OMG, mientras que el 5.5 % de los productos afirmaba ser orgánico.

Cuando se trata de lanzamientos de leche fría sin lactosa, la imagen es aún más pronunciada. La leche fría sin lactosa se promociona fuertemente como orgánica: casi el 12 % de los nuevos lanzamientos de 2018 contienen una declaración de “orgánica”, con un enfoque regional en Norteamérica y Europa, Medio Oriente y África. Casi el 15 % de los lanzamientos de leche fría sin lactosa de 2018 contienen afirmaciones de ausencia de OMG (más del doble que el año anterior), con un enfoque regional en Europa, Medio Oriente y África, Asia-Pacífico y, en menor medida, Norteamérica.

¿Qué significa todo esto?

También cabe destacar que las leches sin lactosa vitaminadas/enriquecidas y bajas en grasas/sin grasa/con menos grasa son mucho más prominentes en Norteamérica y América Latina que en otras regiones. Un ejemplo es la leche sin lactosa con sabor a chocolate Lala Yomi, reforzada con vitaminas A y D. Aunque se comercializa para niños, ¡a mí me gustaría probarla!

Mi bandeja de entrada reproduce estos resultados. Cada vez recibo más peticiones de los clientes de estas regiones para desarrollar conceptos más saludables con vitaminas y sin lactosa, en concordancia con esta tendencia.

Además de estas tres afirmaciones, vale la pena vigilar otras tres que se ven cada vez más en el mercado: “sin aditivos/conservadores”, “alto contenido de proteínas/proteínas añadidas” y “salud funcional/ósea”.

¿También está optando por leche sin lactosa?

Para disfrutar de todos estos beneficios para la salud, muchas personas eligen beber leche sin lactosa porque creen que añade elementos nutricionales valiosos a su dieta diaria, que no quieren perderse al omitir los productos lácteos de su patrón de alimentación, y es más fácil de digerir. ¿Es esta también su experiencia?

En DSM proporcionamos enzimas y vitaminas para productos lácteos saludables y sin lactosa. Además, contamos con la cartera más amplia de vitaminas solubles en grasa e hidrosolubles del sector. Como todas las soluciones de DSM, nuestras vitaminas, ya sea en presentación de una de ellas o como una mezcla previa personalizada, son de la más alta calidad. Hemos estado trabajando con clientes de todo el mundo para innovar con éxito y desarrollar esta categoría más allá de la intolerancia a la lactosa. Envíeme un correo electrónico y con gusto hablaré con usted sobre sus preguntas o requisitos específicos de productos sin lactosa.

1 Euromonitor Passport, Sustainable dairy: trends and growth opportunities, Nov. 2018
2  Mintel Global New Product Database. Disponible en línea: http://www.mintel.com/global-new-products-database (consultado el 02-2019)

Solución de DSM

Productos lácteos sin lactosa que saben deliciosos con Maxilact®LGi, la lactasa clásica más pura.

Publicado

23 mayo 2019

Artículos relacionados