DSM celebra 150 años de servicio en la industria alimentaria desde Delft

Royal DSM, una empresa global basada en la ciencia en Nutrición, Salud y Vida Sostenible, celebra 150 años de colaboración con la industria alimentaria desde su sede en Delft, Países Bajos. DSM marca el aniversario este otoño con una exposición única y una serie de eventos en torno a los microbios, la fermentación y la biotecnología. Para DSM, la biotecnología es un pilar esencial para la innovación y un motor de crecimiento, y constituye el núcleo de sus actividades de I+D y producción en Delft. La exposición y los eventos demuestran cómo la biotecnología puede ayudar a abordar los retos a los que se enfrentan la industria de alimentos y bebidas y nuestras sociedades en conjunto, como la necesidad de proporcionar a la creciente población mundial suficientes alimentos sabrosos, sanos y nutritivos, dentro de los límites del planeta.

La fábrica holandesa de levaduras y licores Nederlandsche Gist- en Spiritusfabriek (NG&SF) fue fundada en 1869 por el visionario empresario Jacques van Marken (1846-1906) para satisfacer la necesidad de una fuente confiable de levadura de panadería de alta calidad, utilizando las técnicas más avanzadas disponibles. Al hacerlo, su propósito también fue crear fuentes de trabajo, medios de vida y oportunidades de desarrollo a los empleados, sus familias y la comunidad. Ciento cincuenta años más tarde, ese pensamiento futurista, un enfoque en la industria, la tecnología de vanguardia y compromiso social perduran en el DSM de hoy y en la sede de Delft.

En los 150 años transcurridos, la empresa original y sus actividades se han ampliado y han evolucionado, desde sus inicios en la levadura de panadería y los licores hasta el proveedor actual de enzimas, cultivos, sabores y soluciones de bioconservación para las industrias de lácteos, panadería, bebidas y productos salados en todo el mundo.

Patrick Niels, presidente de DSM Food Specialties con sede mundial en Delft:

Jacques van Marken, fundador de NG&SF en 1869.

"Desde 1869, DSM y nuestros predecesores han combinado la curiosidad científica con nuestras capacidades tecnológicas avanzadas y el conocimiento de las aplicaciones en las industrias en las que trabajamos, para crear soluciones de alimentos especializados que dan forma al futuro de nuestros clientes y sus marcas. Para DSM, lo importante es impulsar un cambio sostenible: permitir mejores alimentos para todos al proporcionar soluciones para reducir el azúcar en nuestras dietas, obtener el máximo valor de las materias primas (locales), aumentar la eficiencia, combatir la pérdida y los residuos de alimentos y ayudar a reducir la huella de carbono. Estamos orgullosos de nuestra historia y honramos a nuestro padre fundador, así como nuestra larga asociación con la industria de alimentos y bebidas, en las próximas semanas y meses".

Centro de Biotecnología Rosalind Franklin

El centro en Delft también se ha convertido en el nodo más importante de la red mundial de I+D en biotecnología de DSM. El Centro de Biotecnología Rosalind Franklin en el recinto ofrece instalaciones de laboratorio y colaboración de última generación para cuatrocientos científicos y técnicos que trabajan en fermentación, microbiología y biotecnología. Esto se basa en el legado de una ciencia pionera que comenzó en el laboratorio original del centro, bajo el liderazgo del reconocido microbiólogo Martinus Beijerinck (1851-1931), quien fue nombrado el primer profesor de microbiología del mundo en la Politécnica de Delft, predecesora de la actual Universidad Tecnológica de Delft.

DSM considera que la biotecnología es un elemento fundamental para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas al abordar algunos de los mayores problemas del mundo, como el cambio climático, la escasez de recursos y la circularidad, y al optimizar el sistema alimentario mundial. Las recientes innovaciones procedentes de las instalaciones de DSM en Delft incluyen un método de producción sostenible y escalable para EverSweet™, el edulcorante de estevia de gran sabor y sin calorías, para la empresa conjunta Avansya; Maxilact® Smart, la enzima lactasa de acción más rápida en el mercado, para productos lácteos sin lactosa; y una nueva tecnología que convierte los subproductos agrícolas no comestibles del proceso de extracción del aceite de semilla de colza en CanolaPRO™, una valiosa proteína vegetal para una amplia gama de usos en los alimentos.

Exposiciones “Una vida pequeña, un gran impacto” y “150 años de levadura”

Para conmemorar la ocasión, DSM y el primer museo de microbios del mundo, ARTIS-Micropia, presentan una experiencia temporal única titulada “Una vida pequeña, un gran impacto: los microbios dan forma a nuestro mundo”. Los visitantes verán el papel crucial que desempeñan los microbios y la biotecnología en el fomento de la vida en el planeta Tierra, así como en la lucha contra algunos de los mayores retos mundiales en torno al clima y la energía, la circularidad y la seguridad alimentaria. En “150 años de levadura”, los visitantes también experimentarán la historia única de DSM y sus predecesores en Delft desde la fundación del Nederlandsche Gist- en Spiritusfabriek por el patriarca y padre fundador Jacques van Marken en 1869. Con su enfoque único del emprendimiento social, se adelantó a su tiempo. La experiencia temporal se puede visitar en “Het Grote Kantoor”, un monumento histórico holandés en DSM en Delft. Está abierto al público y a clientes y socios comerciales desde el 12 de septiembre hasta el 15 de diciembre de 2019, y la entrada es gratuita. Puede encontrar más información en www.150jaargist.nl

Exposición “Una vida pequeña, un gran impacto” de Micropia

Publicado

21 octubre 2019

Artículos relacionados