Conserve el sabor, elimine el alcohol

La tendencia hacia opciones de bebidas más saludables no da señales de disminuir. Los consumidores son cada vez más conscientes de su salud y bienestar, lo que lleva a muchos a buscar opciones más seguras para llenar sus vasos. Entre ellas se encuentra la cerveza sin alcohol, que contrasta con las numerosas cervezas de alto contenido en alcohol que se encuentran en los anaqueles y es una opción cada vez más atractiva para muchos consumidores.

Los consumidores consciente de la salud están generando el cambio

Se espera que el segmento de la cerveza sin alcohol alcance un crecimiento del 8.8 % en 2023, lo que indica un cambio en las preferencias de los consumidores a favor de productos más saludables y de mayor calidad.1 Además de la salud, también hay un creciente interés por los beneficios de la sostenibilidad, como el abastecimiento de ingredientes y la responsabilidad social. Nuestra propia investigación también confirma los factores que influyen en estos cambios, ya que el 59 % de los consumidores de nuestro estudio de 20202 están preocupados por los aspectos de salud del consumo de cerveza. Esto está originando una demanda de cerveza que ofrezca beneficios de primera calidad, como la ausencia de alcohol y de gluten, junto con una disposición a pagar más por estos productos. Pero siempre y cuando el sabor sea el correcto; sin duda, el sabor sigue siendo el rey.

Las opciones sin alcohol aumentan...

Como colaboradores de las cervecerías a escala mundial, nos mantenemos al tanto de estas tendencias y de cómo se traducen en oportunidades para las cerveceras. En lo que respecta a la cerveza sin alcohol, muchos están actuando con rapidez para ampliar sus carteras y capturar una porción de este mercado en crecimiento. La primera cerveza sin alcohol 0.0 de Heineken se ha expandido a más de 30 mercados mundiales desde su lanzamiento3, y Carlsberg sigue liderando la categoría sin alcohol, señalando que sus cervezas sin alcohol obtuvieron buenos resultados durante la crisis del coronavirus4. Sin duda, la pandemia también está alimentando esta tendencia hacia un consumo más responsable.

...pero ¿ofrecen la experiencia adecuada?

El proceso de producción de cerveza sin alcohol se realiza principalmente a través de uno de dos métodos. El primero sigue el proceso tradicional de elaboración de cerveza para después eliminar el alcohol, mientras que el segundo método detiene la producción de alcohol por completo. Independientemente del método que se emplee, los cerveceros se enfrentan a un reto formidable al intentar reproducir el auténtico sabor y aroma de la cerveza normal para satisfacer las exigencias de los consumidores. El principal reto es reducir o cambiar el sabor y el aroma desagradables del mosto no fermentado en caso de que no se produzca la fermentación. En segundo lugar, con respecto a la eliminación del alcohol después de la fermentación, la textura en boca también es importante y las cervezas sin alcohol diluidas deben evitarse por completo. De hecho, los cerveceros deben tomar en consideración muchos aspectos en su intento de ofrecer una experiencia de consumo excelente y constante con las cervezas sin alcohol.

Las opciones sin alcohol aumentan...

Como colaboradores de las cervecerías a escala mundial, nos mantenemos al tanto de estas tendencias y de cómo se traducen en oportunidades para las cerveceras. En lo que respecta a la cerveza sin alcohol, muchos están actuando con rapidez para ampliar sus carteras y capturar una porción de este mercado en crecimiento. La primera cerveza sin alcohol 0.0 de Heineken se ha expandido a más de 30 mercados mundiales desde su lanzamiento5, y Carlsberg sigue liderando la categoría sin alcohol, señalando que sus cervezas sin alcohol obtuvieron buenos resultados durante la crisis del coronavirus6. Sin duda, la pandemia también está alimentando esta tendencia hacia un consumo más responsable.

Soluciones enzimáticas para cada etapa del proceso de elaboración de la cerveza

Las soluciones enzimáticas de DSM para la elaboración de cerveza, como Brewers Compass®, Maxazyme® NNP DS y la gama Filtrase®, ofrecen beneficios clave a lo largo del proceso de elaboración de cerveza que los cerveceros pueden aprovechar en su producción de cerveza sin alcohol. Desde la formulación de la receta hasta el control de la fermentación y la estabilización, nuestras soluciones integradas pueden contribuir a optimizar el proceso de elaboración de la cerveza para así reducir los costos y aumentar la capacidad, a la vez que tienen un impacto positivo en la sostenibilidad del producto final. Además, los fabricantes de cerveza que deseen hacer que su cerveza sin alcohol tampoco contenga gluten, otra opción más saludable que los consumidores desean, pueden aprovechar Brewers Clarex®, de eficacia comprobada y fácil de usar, sin que por ello se vea afectado el sabor o la calidad.

Haga sitio en las estanterías para las innovaciones por venir

El panorama cervecero está cambiando rápidamente y cada vez está más claro que hay espacio en las estanterías para algo más que la cerveza tradicional. A medida que los consumidores de todo el mundo se adaptan a una nueva "normalidad" postpandemia, surgen con prioridades renovadas, en especial en lo que respecta a la salud y el bienestar. El aumento del consumo de cerveza sin alcohol es probablemente tan solo la punta del iceberg y podría dar lugar a nuevas innovaciones en esta categoría, quizás con la adición de vitaminas, proteínas y fibras para potenciar los beneficios para la salud, o con sabores de frutas para crear perfiles de sabor únicos.

La colaboración con nuestros socios cerveceros para imaginar la próxima bebida de moda y ofrecer soluciones que garanticen el sabor, la textura y la nutrición, es un reto que nos apasiona.

Publicado

23 July 2021

Artículos relacionados